Actualidad

Muere 'Popeye', exjefe de los sicarios de Pablo Escobar

El anitguo miembro del cartel de Medellín fallece en un hospital al que fue llevado hace semanas desde la cárcel.

jhon-jairo-velasquez-vasquez-efe
El exsicario, de 58 años, falleció tras padecer un agresivo cáncer de esófago.Agencias
.

Hallan pruebas en los celulares de los rugbiers detenidos por asesinar a un joven en Argentina

Leer más

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias 'Popeye' y conocido exsicario de Pablo Escobar, murió la madrugada de este jueves 06 de febrero a los 57 años en el Instituto Nacional Cancerológico de Bogotá, Colombia, donde estaba siendo atendido por un cáncer de estómago en fase terminal.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) informó sobre el fallecimiento en un comunicado en el que explicó que "Popeye" se encontraba bajo tratamientos paliativos desde el 31 de diciembre del año pasado. Según trascendió, el cáncer había hecho metástasis en los pulmones e hígado, por lo cual era "intratable e incurable".

QUIÉN FUE POPEYE

Velásquez fue por 12 años el jefe de los sicarios del cartel de Medellín, uno de los grupos de narcotráficos más violentos que surgió en Colombia en los años 80, estuvo preso durante 22 años por cargos relacionados con homicidios, secuestros y "concierto para delinquir". En agosto de 2014 abandonó la cárcel. Había completado tres quintas partes de la pena y como tuvo buen comportamiento se le otorgó la libertad condicional.

Pero cuatro años más tarde, en los que tuvo tiempo de adquirir cierta relevancia mediática por el auge del fenómeno Pablo Escobar en medios de comunicación y en la cultura popular, regresó a prisión condenado por extorsión y asociación para delinquir.

Narcotráfico

La lujosa y blindada boda de la hija del 'Chapo' que paralizó Culiacán

Leer más

Entre otros crímenes, planeó el asesinato del ex candidato presidencial Luis Carlos Galán, el atentado al vuelo 203 de Avianca que dejó 110 muertos y la bomba al edificio del instalaciones del Departamento Administrativo de Seguridad en el centro de Bogotá, que dejó 63 muertos y más de 600 heridos.

El propio Popeye admitió en varias entrevistas ser responsable directo de unos 300 asesinatos, principalmente en Medellín y Bogotá, así como su participación intelectual en la muerte de cerca de 3.000 personas, según sus cálculos.