Política

La Asamblea Nacional cerró el año con altura

Con la aprobación de una ley para personas desaparecidas la Asamblea cerró sus actividades de 2019. También quedó encaminado el debate constitucional.

Asamblea nacional
Contradictores. Fue, sin duda, el gesto del año. Juan Cárdenas (RC) y Fernando Callejas (CREO) sólo están de acuerdo en una cosa: el respeto mutuo.KARINA DEFAS / expreso

Dos caballeros: antagonistas eternos e irreconciliables (siempre se replican mutuamente, en ocasiones con dureza, o se dedican ironías cargadas de veneno), los legisladores Juan Cárdenas (correísta) y Fernando Callejas (CREO), sin embargo, nunca se han faltado al respeto. Y ayer, en un gesto que fue saludado con aplausos por el Pleno, se desearon feliz Navidad con efusivas palabras. Luego se aproximaron uno al otro, estrecharon sus manos largamente y se fundieron en un abrazo. Con esta imagen memorable, la Asamblea Nacional cerró ayer sus actividades de 2019. Pero el héroe indiscutible de la jornada fue otro: el asambleísta de CREO Absalón Campoverde, padre de Juliana, desaparecida hace seis años, a la edad de 19. La Ley Orgánica de Atención en Casos de Personas Desaparecidas que él impulsó con una determinación férrea y conmovedora, la primera de su tipo en la región, fue aprobada ayer por unanimidad y quedó lista para su publicación en el Registro Oficial.

FAMILIARES DE DESAPARECIDOS

Rechazan veto parcial a proyecto de ley en caso de desaparecidos

Leer más

Fue la semana más intensa y productiva en lo que va de la legislatura: entre el lunes y ayer jueves, hubo nueve sesiones plenarias (hasta tres por día) en las que se resolvieron asuntos de importancia máxima: se aprobó la versión definitiva del Código Orgánico Integral Penal; se debatió la proforma presupuestaria para 2020, que no contó con los votos suficientes para su aprobación, y el proyecto de ley económica urgente del Ejecutivo; se aprobó el informe de la comisión ocasional constituida para investigar el paro nacional; y se dejó bien encaminado (a esto estuvo dedicada la segunda sesión de ayer) el debate sobre las enmiendas constitucionales que, entre otras cosas, decidirán la suerte del Consejo de Participación Ciudadana. Hasta hubo tiempo para entregar condecoraciones a miembros destacados de la comunidad migrante y para rendir homenaje al Delfín de Manta por su título de campeón del fútbol ecuatoriano.

La ley a la que Absalón Campoverde dedicó más de un año de trabajo fue la mejor noticia de Navidad. Para los familiares de las 1.392 personas desaparecidas en el Ecuador será de gran ayuda. Gracias a ella, el país contará con un registro nacional de desaparecidos, cuya plataforma tecnológica será administrada por el Ministerio de Gobierno; se dotará a la Fiscalía de unidades especializadas para la investigación de estos casos; se creará una base de datos de ADN para facilitar las identificaciones; se brindará acompañamiento sicológico a los familiares… La ley, además, prohíbe a los funcionarios judiciales y policiales dar por concluida la búsqueda de una persona desaparecida hasta que exista una certeza sobre su paradero.

Con esta aprobación, los ánimos del Pleno estaban por lo alto. Difícil la tuvieron quienes intentaron hacerse oír durante el debate de las reformas constitucionales: a decir verdad, la mayoría de legisladores se hallaba ya con un pie afuera y la mente, acaso, en la cena navideña. Juan Cárdenas conectó perfectamente con ese estado de ánimo en su alambicado pero sincero, lírico pero jocoso saludo navideño. Pausado y solemne como suele ser él cuando mantiene la calma, enumeró a todos: a sus compañeros de bancada, a sus presos, al personal administrativo; a los miembros de la escolta, que lo asustan; al equipo de secretaría, que “cuando mete las patas le culpa al sistema”; al presidente Litardo y a todos los demás legisladores… A todos iba repitiendo: “Feliz Navidad, feliz Navidad”. Y, finalmente, con una gran sonrisa, “a alguien que nos ha hecho la vida llevadera, mi fiel contestatario”, dijo señalando con los brazos abiertos y las manos tendidas a Fernando Callejas.

No mucho más duró la sesión después de esto. Lo suficiente para que el aludido pidiera su derecho de réplica con el fin de retribuir el saludo (nunca se había visto réplica más dichosa en este recinto) y ambos caballeros acapararan la atención del Pleno cuando se encontraron a un costado del hemiciclo, mientras Fabricio Villamar, último orador del año, continuaba en el uso de la palabra. Y así, risueñamente, cayó el telón de 2019.

  • Reformas

Los caminos para el cpccs

La suerte del Consejo de Participación Ciudadana se decide en enero. El debate empezó esta semana y se centra en dos opciones: eliminar el organismo, como proponen CREO, SUMA y el PSC; o mantenerlo pero sin facultad de nominar autoridades de control (BIN, AP). Los correístas quieren mantener el estado actual de cosas y proponen una Asamblea constituyente.