La policia espanola retiene barco de OGC con paquetes de ecuatorianos

  Actualidad

La policia espanola retiene barco de OGC con paquetes de ecuatorianos

Madrid. Miguel Calahorrano (segundo) habla con un grupo de afectados.

Dos ecuatorianos, con paradero desconocido, dirigían la empresa de paquetería OGC, de envíos de España a Ecuador, que el lunes cerró sus puertas sin previo aviso, por lo que miles de cajas quedaron sin llegar a su destino. La cifra de afectados no está confirmada, pero la sospecha es que hay entre 4.000 y 5.000 ecuatorianos.

Un grupo de damnificados se reunió ayer con el embajador de Ecuador en España, Miguel Calahorrano, y con la representante de la Defensoría del Pueblo, Miriam Ramírez, para hablar del inicio de un proceso judicial contra OGC.

La compañía, con sede en Madrid, tenía delegaciones en Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Palma de Mallorca y Murcia. También hay ecuatorianos afectados que viven en Inglaterra, Francia, Italia, Alemania y Bélgica. En Madrid, según un empleado de OGC, hay 1.000 familias afectadas.

Hasta ayer, la denuncia de los trabajadores de la empresa, impagos tres meses, consiguió que la policía colocara sellos en un barco de propiedad de la empresa, en donde podría estar parte de los envíos de enero y febrero.

En Ecuador, la Aduana investiga si hay contenedores de esa compañía que hayan llegado al país o que estén en las zonas primarias. RTG-EFE

Una posible evasión de impuestos

En marzo de 2015, un nutrido grupo de ecuatorianos fue afectado por la empresa de paquetería Vicza Express que, al igual que OGC, cerró sus puertas sin entregar decenas de envíos de España a Ecuador.

Ahora, el gobierno ecuatoriano investigará si había una evasión de impuestos, pues algunos afectados han expresado que utilizaban los servicios de OGC porque debían firmar que lo que enviaban era menaje del hogar, que está exento de impuestos.