La Policia busca a otro agente desaparecido

  Actualidad

La Policia busca a otro agente desaparecido

El sargento se hizo ‘humo’ la noche del 7 de octubre, luego de que -aparentemente- llegara a una tienda de Santa Rita con dos compañeros, donde tomó unas cervezas

Situación. La familia del sargento Jácome hizo un plantón en el barrio Santa Rita, donde lo vieron por última vez.

El pasado 7 de octubre, la comunidad policial sufría un doble golpe. Mientras en la mañana terminaba la angustia de no saber el paradero del teniente Wilmer Goyes, integrante de la Dinased Subzona 5 Guayas; en la noche, una nueva incertidumbre iniciaba a kilómetros de Guayaquil.

Horas después del hallazgo de los restos descuartizados del oficial, en un tramo de la vía Perimetral; el sargento Héctor Oswaldo Jácome Gallardo, integrante de la Policía de Turismo, desaparecía misteriosamente, en Quito.

A seis días de no saber de su paradero, María Gallardo y su familia decidieron -ayer- salir a las calles para hacer pública la angustia que viven por su hijo.

La avenida Mariscal Sucre y calle Alfredo Escudero, sector Santa Rita (sur de la capital), fue el sitio de encuentro de la mayoría de familiares del uniformado. Ellos se congregaron allí para hacer un plantón, con el fin de que la gente los ayude a localizarlo.

El sargento se hizo ‘humo’ la noche del 7 de octubre, luego de que -aparentemente- llegara a una tienda de Santa Rita con dos compañeros, donde tomó unas cervezas. Algo que le pareció extraño a la familia, por cuanto a él no le gustaba beber, según Patricia Toca, esposa del gendarme.

Aproximadamente a las 20:00 del viernes, Jácome hizo la última llamada por celular. Habló con uno de sus tres hijos para decirle que ya iba a la casa, pero jamás lo hizo. Después de unos minutos llamó la esposa, pero el agente no contestó.

Esa situación preocupó a la cónyuge y a sus vástagos, quienes inmediatamente iniciaron las averiguaciones por distintos lugares de la ciudad, sin resultados positivos.

“Se le ha buscado por todas partes y no aparece, pero tenemos la esperanza de que regresará sano y salvo”, dice Toca.

Miembros de la Unidad de Desaparecidos de la Dinased se unieron a la búsqueda.

La preocupación para la familia es latente. El policía Jácome nunca faltó al hogar durante los 18 años de casado, ni tenía problemas. Sus allegados ruegan que no termine sus días como el teniente Goyes, cuyos restos fueron hallados en fundas plásticas, luego de nueve días de desaparecido.