Los plazos complican el acuerdo con la UE

  Actualidad

Los plazos complican el acuerdo con la UE

Falta tiempo y sobran pasos. El Gobierno ecuatoriano y el Parlamento Europeo coinciden en que el plazo para la firma de un acuerdo comercial comienza a quedar corto. El lunes se reunirán para buscar una salida.

Los plazos complican el acuerdo con la UE

Falta tiempo y sobran pasos. El Gobierno ecuatoriano y el Parlamento Europeo coinciden en que el plazo para la firma de un acuerdo comercial comienza a quedar corto. El lunes se reunirán para buscar una salida.

Juan Carlos Cassinelli, asambleísta de Alianza PAIS, conversó con un grupo de europarlamentarios la semana pasada. Ellos propusieron la cita del lunes para desarrollar una estrategia que permita reducir los trámites previos a la firma final del acuerdo comercial. A la cita, en Bruselas, asistirán representantes de los ministerios de Comercio Exterior y de Industrias, dijo el oficialista.

El objetivo, explicó Cassinelli, es que el parlamento decida acelerar pasos que permitan reducir, al menos, dos meses la firma del acuerdo con la Unión Europea. El legislador espera que el tratado se selle en diciembre. En un escenario optimista, acotó, el documento podría finiquitarse en octubre.

¿Qué pasa si no hay recorte de plazos y el acuerdo no se concreta este año? El país entrará en una situación costosa y complicada. Desde enero de 2017, los exportadores pagarían aranceles para ingresar a la Unión y perderían competitividad frente a Colombia y Perú, que tienen un tratado comercial. Los 28 integrantes del bloque son los principales socios no petroleros de nuestro país.

El legislador cree que, en ese caso, podría crearse un subsidio para los exportadores afectados. El impacto sería de unos 450 millones de dólares.

Ese es el peor escenario posible, señalan oficialistas, opositores y empresarios. Patricio Donoso, asambleísta de CREO, espera no llegar a esos extremos, pero considera que el Gobierno tardó demasiado en acercarse a Europa y, por eso, ahora tiene “un panorama, por decir lo menos, complejo”.

En eso coincide el asambleísta independiente Oswaldo Larriva. Él solicitó que se informe el avance de la firma periódicamente a todos los actores involucrados. Según dijo, entiende que el viaje de la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, a Rusia redujo el monto de viáticos, pero cree necesario, por ejemplo, conversar con los exportadores de Azuay.