Actualidad

El plan para ‘resucitar’ la venta de las rosas

Los comerciantes alistan estrategias para ‘resucitar’ las de ventas de ramos de rosas. Los propietarios del mercado de flores Zayda Letty Castillo estiman que la demanda de los arreglos de flores ha caído en un 50 %.

Experiencia. Ángel Rodrigo Caguana, de 61 años de edad, elabora  una corona de 100 flores en una hora.

Los comerciantes alistan estrategias para ‘resucitar’ las de ventas de ramos de rosas. Los propietarios del mercado de flores Zayda Letty Castillo estiman que la demanda de los arreglos de flores ha caído en un 50 %.

Una situación que ya afecta el negocio de este miércoles 2 de noviembre. El precio normal de un paquete de 25 rosas es de cuatro dólares, en la víspera a la recordación del Día de los Difuntos el precio suele subir hasta 10 dólares.

Pero este año, a 24 horas, de que se celebre la tradición los precios se mantienen. Mariana Paguay, administradora de la florería Narcisa de Jesús, dijo a Diario EXPRESO que años atrás ella hasta triplicaba el pedido de flores. Ahora todavía no estaba segura de pedir más de 10 paquetes de rosas. “Voy a ver cual es el comportamiento del mercado hasta mañana, temo perder la inversión. No es un buen año para las ventas, en ningún sector”, agregó.

En el mercado se han puesto de acuerdo para ofrecer ramos de flores desde un dólar. Un plan que se generaliza. “Estamos conscientes de que la tradición se mantiene, pero cuando no hay dinero es posible que la visita a la tumba sea sin flores en la mano. El año pasado el ramo más económico se ofertó a $ 1,50 y este año le hemos bajado 50 centavos, para ver si logramos subir los ingresos por volumen de ventas”, manifestó Rosita Vera, comerciante de flores de alrededor del Cementerio General.

Para los productores de flores la fecha no es representativa en ingresos, aunque suban los pedidos. ¿La razón? Un paquete de rosas en el exterior cuesta dos o tres veces más, según el tipo de flor y en el mercado interno casi la tienen que regalar, según la Asociación de Productores y Exportadores de Flores (Expoflores). De todo lo que producen los miembros de Expoflores, un 12 % al año queda para el mercado interno.

Medio siglo haciendo ramos

Sus manos son gruesas y encallecidas. Pero tiene la sutileza para tratar la flor con la delicadeza necesaria. Retira solo los pétalos marchitos y las fija a un palito que permite al crisantemo estar firme y ser parte de una corona de 100 flores. Ángel Rodrigo Caguana tiene 61 años, es el hijo mayor de seis hermanos, quienes también trabajan con las flores. Con orgullo dice que el negocio de hacer ramos de flores es familiar, allí trabaja ya la tercera generación: sus hijos y sus nietos. Empezó su aprendizaje a los ocho años, de mano de su madre Isaura, “cuando un ramo costaba un sucre y los más elaborados unos tres sucres”, recuerda.

Indica que la economía no es buena este año, por eso reducirá a más de la mitad la elaboración de coronas, va a hacer solo unas 50.

Para Ángel, el espacio entre la vida y la muerte es una flor. Reflexiona que hay un ramo al nacer y otro al morir.

Por eso dice que la vida y la muerte tienen el mismo olor: a rosas.