Las plagas que enferman a la ciudad

  Actualidad

Las plagas que enferman a la ciudad

Transmiten más de 40 enfermedades, entre ellas la salmonelosis, colibacilosis, criptococosis e histoplasmosis. El mayor peligro lo constituye el contacto directo con los excrementos.

Las plagas que enferman a la ciudad

¿Sabía que las palomas son consideradas por los exterminadores como una plaga más peligrosa que las ratas, capaces de transmitir más de 40 enfermedades?, ¿o que es probable que en el 20 % de las casas de Guayaquil habiten los murciélagos que pueden tener peores consecuencias para la salud? Es posible que tampoco sepa que las continuas alergias o brotes de asma de su hijo estén relacionados con las cucarachas. O con las heces de las palomas.

En el mundo se intentan todo tipo de medidas para mantener alejados a estos animales. Por ejemplo, en ciudades de Perú y España se aplican multas para quienes alimenten a las palomas. Quieren así evitar que se queden en un lugar, algo que es criticado por los grupos animalistas, quienes piensan que hay formas menos agresivas de alejarlas.

Alternativas hay de todo tipo para tratar de contener su proliferación mientras siguen también reproduciéndose por todas partes las moscas. Pero a nivel de autoridades, ¿qué se hace para contener las plagas?

Ernesto Romero, director de Salud del Municipio de Guayaquil, explica que al exterminarlas se evitan las enfermedades como la leptospirosis. Acuden a los sitios que solicitan su intervención por estar infestados.

¿Y qué se hace con las palomas? Han emprendido una campaña de prevención a través de los médicos, quienes piden a los pacientes mantenerse alejados de estos animales. No cree que las multas para no darles de comer, como se aplica en otros países, funcionen. “Deberíamos tener un ejército para controlar”. Por eso, dice que lo mejor es la educación.

EXPRESO solicitó también información a la zonal 8 del Ministerio de Salud sobre prevención y medidas que toman, pero ayer indicaron que es el Municipio el encargado del control de las plagas. Mientras tanto, los médicos insisten en tener cuidado.

El neumólogo y alergólogo Iván Chérrez, miembro del Comité de Asma de la WAO y del Consejo Latinoamericano de Asma, Alergia y Congestión, dice que poca gente cree que estas aves, a las que consideran inofensivas, causen estos males. El problema es que muchas veces el diagnóstico se hace tardíamente porque la enfermedad comienza de forma discreta, con tos leve. “Con el tiempo, puede producirle un daño severo que a veces es irreversible con afectación permanente en el pulmón”.

Alberto Campodónico, clínico intensivista y director del departamento médico de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, explica que cada plaga tiene sus riesgos y que por eso es necesario al momento de dialogar con el paciente preguntar si está en contacto con alguna de estas.

Y explica que hay exámenes que nos permiten detectar, por ejemplo, si el problema de alergia o asma lo causan las cucarachas o si tenemos una histoplasmosis, provocada por las palomas. En este último caso se puede hacer pruebas en esputo o someterse a radiografías o tomografías.

Los médicos consultados piden prestar más atención a lo que los rodea y también a tener mucho más cuidado con la limpieza (ver recomendaciones). Los animalistas solicitan no caer en la crueldad con los animales y critican que a algunos se los consideren “plagas”. EXPRESO presenta hoy algunas recomendaciones para proteger su salud.