Actualidad

Pique quiere ser presidente

Difícilmente se puede encontrar en la plantilla del Barcelona a otro jugador tan versátil como Gerard Piqué: sobre todo, en lo que va más allá de lo futbolístico.

Virtudes. El seleccionado español destaca por su efectivo juego aéreo y además acostumbra pisar el área contraria.

Difícilmente se puede encontrar en la plantilla del Barcelona a otro jugador tan versátil como Gerard Piqué: sobre todo, en lo que va más allá de lo futbolístico.

El zaguero central de la selección española no solo tiene su propia empresa de videojuegos, Kerad Games, también participa en varias empresas (las gafas de sol Kypers, la alimentaria Natrus o las bebidas energéticas 426 Miles son algunos ejemplos) y tiene muy claro que cuando deje el fútbol en activo, seguirá encargándose de la marcha de sus negocios sin perder de vista su objetivo: ser presidente del Barça.

Envuelto en polémicas más de una ocasión por sus controversiales tuits y ser partidario de la independencia de Cataluña, Piqué ya revisa los estatutos del club para fijarse en las condiciones que le permitan aspirar a la presidencia, principalmente aquel obliga a los empleados del club a dejar pasar dos años antes de poder ser candidatos a la presidencia.

Concretamente, “no haber estado vinculado al FC Barcelona como jugador, entrenador, técnico o empleado, durante los dos años anteriores a la convocatoria”.

Otro detalle que Piqué ya ha analizado en clave de futuro es que solo firmará un contrato más con el Barça. Tiene contrato en vigor hasta 2019 y su intención es renovar cuando el club le invite a hacerlo, probablemente por cuatro o cinco temporadas. Y ese será su último contrato como futbolista, según ha comentado el defensa a su entorno más íntimo.

Las elecciones a la presidencia del Barça volverán a celebrarse en el verano de 2021: demasiado pronto para el zaguero, que para entonces aún seguirá en activo. Tal vez el español logre su propósito en el 2027.