Actualidad

Pichincha tiene su primer 'pueblo mágico'

El cantón Rumiñahui obtuvo la Declaratoria del Ministerio de Turismo. Su casco histórico es patrimonio desde 1992

La iglesia San Juan Bautista es uno de los  emblemas del casco histórico de Sangolquí.
La iglesia San Juan Bautista es uno de los emblemas del casco histórico de Sangolquí.angelo chamba

A media hora de la capital ecuatoriana se encuentra Rumiñahui, un cantón de más de cien mil habitantes reconocido por su casco histórico, su pasado independentista y su gastronomía, cuyo plato insigne es el hornado.

Este mes la región se convirtió en el primer “pueblo mágico” de Pichincha, una denominación desarrollada por el Ministerio de Turismo que busca descentralizar los destinos rurales y fomentar el desarrollo de los cantones.

Quito pasó al semáforo amarillo el miércoles 3 de junio

El Municipio de Quito ofrece ordenanzas y personal para frenar la inseguridad

Leer más

Pero no todos los pueblos pueden recibir esta distinción. Así lo explicó Ricardo Zambrano, viceministro de Turismo. “Un pueblo mágico debe tener ciertas características históricas, de interés turístico, y sobre todo, un gobierno local dispuesto a invertir y fomentar el desarrollo de la localidad”. Desde 2019, solo nueve localidades han recibido esta distinción, entre los que están Patate, Alausí, Zaruma, San Gabriel, Cotacachi, San Antonio de Ibarra, Portoviejo y Guano. 

En el caso de Rumiñahui, la mitad del camino estaba labrado, pues en 1992 la región, y sobre todo su cabecera cantonal, Sangolquí, había sido declarada como patrimonio histórico. “Rumiñahui es una interesante opción de ruralidad, pues tiene un patrimonio cultural muy rico, es cuna de importantes artistas, como Guayasamín y Kingman, y es reconocido por su patrimonio gastronómico y su oferta de turismo de naturaleza. Su cercanía a Quito también lo vuelve una buena opción para los visitantes”, agregó Zambrano.

La labor para alcanzar esta distinción fue compleja, como explica Santiago Topón, director de Turismo del cabildo. El trabajo señala, empezó el año pasado con la creación de un comité ciudadano. “Hemos tenido que homologar nuestras ordenanzas, mejorar nuestra señalética y dar capacitaciones, pero hemos tenido apoyo de nuestros empresarios, nuestros concejales y de la gente, que quieren ver al cantón que aman alcanzar su potencial y convertirse en un destino turístico de primera”, explicó.

Sitios como el casco histórico de Sangolquí, donde destacan la iglesia San Juan Bautista y el monumento a Rumiñahui, son una parte vital del atractivo de la región, pero su producto más conocido es el hornado.

La venta de hornado es tradicional en Rumiñahui.
La venta de hornado es tradicional en Rumiñahui.angelo chamba

Hasta aquí, añade Topón, llegaban cientos de clientes a la semana para degustar del popular plato de cerdo. “La gastronomía de Rumiñahui es reconocida a nivel nacional y es algo que queremos destacar e impulsar. Hasta hace algunos años teníamos un calendario gastronómico que tenemos como meta recuperar en 2021. El número de clientes, debido a la pandemia, ha bajado, pero es nuestra meta retomar este interés y atraer a más visitantes”.

Jorge Tipán, de Hornados Dieguito, elegido como ‘el mejor hornado de Pichincha’ en 2014, manifestó en una entrevista la importancia de que el cantón se profesionalice e impulse la calidad de sus servicios turísticos. “La hospitalidad y la amabilidad nos caracterizan”, dijo.

Pero aún hay pendientes. La movilidad, el cuidado de las aceras y otras obras de pavimentación están en proceso. El desarrollo cultural es también otro tema que aún está pendiente.

“Sangolquí es un sitio en el que siempre han convergido los artistas. Dayuma Guayasamín, Ralex, Miguel Varea, son creadores que viven o vivieron aquí, y que han trabajado aquí, pero no hay una unión, o mayor énfasis en las actividades de creación cultural”, explica la artista gráfica y propietaria del taller La Rueda, Karina Suntaxi.

  • El cantón Rumiñahui fue declarado "Pueblo Mágico".
    El cantón Rumiñahui fue declarado "Pueblo Mágico".angelo chamba
  • El cantón Rumiñahui fue declarado "Pueblo Mágico".
    El cantón Rumiñahui fue declarado "Pueblo Mágico".angelo chamba

Esta señala que, durante la pandemia, se han llevado a cabo distintos talleres pictóricos, en los que los creadores han intercambiado conocimientos, pero que previo a esto no se ha dado la oportunidad de organizar actividades en el cantón. “Siento que trabajamos desde Sangolquí hacia afuera, que no hay mucho interés en exponer aquí, o en Quito, porque tampoco hay muchas galerías o coleccionismo. Sería bueno trabajar en conjunto”, señala.

LaFoch-Vacia-Quito

El Municipio de Quito tendrá $358 millones menos en su presupuesto de 2021

Leer más

Para el artesano Daniel Orbea, la declaratoria es una oportunidad. “Sangolquí es tierra de orfebres, pero no se han preparado todavía recorridos por los talleres ni nada parecido. Esta es una buena oportunidad para empezar y para que Rumiñahui no sea solo un complemento de fin de semana de quienes vienen de Quito, sino que atraiga turistas que vengan principalmente a conocernos a nosotros y a lo que tenemos que ofrecer”.