Pese a supuesta alerta de bomba hubo desfile

  Actualidad

Pese a supuesta alerta de bomba hubo desfile

El desfile por los 44 años de cantonización de Naranjito, se desarrolló la mañana del miércoles en medio de una supuesta “alerta de bomba” que, aunque nunca se consumó, sembró preocupación en varios de sus habitantes, entre ellos al mismo alcalde, Marc

El pregón en Naranjito se desarrolló con relativa normalidad, pero con mayor resguardo policial.

El desfile por los 44 años de cantonización de Naranjito, se desarrolló la mañana del miércoles en medio de una supuesta “alerta de bomba” que, aunque nunca se consumó, sembró preocupación en varios de sus habitantes, entre ellos al mismo alcalde, Marcos Onofre.

El burgomaestre, quien participó junto a sus ediles del desfile cívico, militar, estudiantil, confirmó que la alerta se propagó en redes sociales desde hace varios días. La situación motivó a Onofre a solicitar mayor resguardo policial para el desarrollo del pregón, que se inició a las 09:30.

Antes de la parada, en la terraza del edificio municipal, varios agentes del orden realizaban labores de control, al igual que en la calle, donde pese a la información de amenaza de bomba, la ciudadanía asistió con relativa normalidad a presenciar el desfile al igual que en años anteriores.

La supuesta alerta de bomba fue notificada hace pocos días a la Policía Nacional por el alcalde Onofre; en el documento, el burgomaestre solicitó toda la colaboración posible para precautelar la seguridad de los ciudadanos.

Un oficial de Policía confirmó que a tempranas horas del miércoles, personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) desarrolló un minucioso recorrido por las instalaciones del edificio del Cabildo y en otros puntos del cantón, sin encontrar novedades.

“Todo (al parecer) es falso (...) Estamos haciendo las investigaciones respectivas sobre personas que han extendido esta mala información, yo creo que con mala fe, de tratar de sabotear nuestras festividades” opinó el concejal Alfredo Valencia.

Celeste Lalama era una de las personas que esperaban frente al palacio municipal el paso de los estudiantes y de los militares. La mujer estaba enterada de la supuesta amenaza de bomba, pero dijo no hacer caso a ese tipo de rumores. “Confiamos en Dios que todo va a salir bien”, sostuvo. A pocos metros, Genaro Briones, dijo que también estaba enterado del aparente falso rumor, y lamentó que haya gente inescrupulosa que intente empañar las fiestas de su ciudad.

El desfile, en el que participaron elementos de las Fuerzas Armadas, estudiantes y docentes de unidades educativas del cantón, y agremiaciones sociales, salió desde la avenida Guayaquil a la altura del complejo Medallón de Oro, avanzó por la calle General Córdova, Dolores Alzúa, y finalizó en la 9 de Octubre, en los bajos del palacio municipal, sin novedades.