La pena de ‘Lio’ sigue intacta

  Actualidad

La pena de ‘Lio’ sigue intacta

El Tribunal Supremo español decidió mantenerle al astro argentino del FC Barcelona la pena de 21 meses de prisión por un fraude fiscal millonario, además del pago de una multa mayor a los dos millones de dólares.

Problemas. La temporada no ha sido del todo feliz para Lionel Messi, a los títulos esquivos, se le suman los inconvenientes legales.

Los acontecimientos negativos para Lionel Messi no solo se dan en lo deportivo. Es que en una temporada en la que verá de lejos la final de la Champions League y perdió la Liga española que pasó a poder del Real Madrid, el Tribunal Supremo español decidió mantenerle al astro argentino del FC. Barcelona la pena de 21 meses de prisión por un fraude fiscal millonario, además del pago de una multa mayor a los dos millones de dólares.

El Supremo desestimó gran parte del recurso presentado por ‘Lio’ y su padre, Jorge Messi, contra la condena impuesta en julio de 2016 por defraudar 4,16 millones de euros ($ 4’800.000) de los ingresos por derechos de imagen entre 2007 y 2009 a través de un entramado societario. No obstante, al progenitor del futbolista rioplatense le rebajaron la pena de 21 a 15 meses de cárcel y de 1,6 millones a 1,3 millones de euros de multa ($ 1’500.000). Sin embargo, el ingreso a prisión de ambos será probablemente suspendido.

Los cinco magistrados del tribunal mantuvieron el criterio expuesto en primera instancia por la Audiencia de Barcelona conforme el futbolista, a pesar de alegar desconocimiento de la gestión de su fortuna, actuó con dolo. “No resulta acomodado a lógica admitir que quien percibe importantes ingresos ignore el deber de tributar por ello”, afirma el Supremo, destacando que Messi intervino personalmente en esas actuaciones.

Los Messi organizaron una red de sociedades en Reino Unido, Suiza, Belice y Uruguay para ingresar los derechos de imagen del futbolista evitando el pago de impuestos.

Durante estos años, ‘Lio’ firmó millonarios contratos a nombre de estas sociedades, cuyos titulares eran él u otros miembros de su familia. En 2013, una fiscal de Barcelona abrió una investigación que terminó en junio de 2016 con Messi y su padre en el banquillo de los acusados.