De patrimonio a estudio actoral

  Actualidad

De patrimonio a estudio actoral

La Casa Pintado pronto se convertirá en el hogar de los actores guayaquileños. La emblemática vivienda del barrio Las Peñas, reconocida por haber sido el hogar del compositor Antonio Neumane, se transforma de a poco en el Estudio Paulson, el primer est

Concepto. Carlos Ycaza, presidente de la fundación, y Marlon Pantaleón, director del estudio, dirigen el programa.

La Casa Pintado pronto se convertirá en el hogar de los actores guayaquileños.

La emblemática vivienda del barrio Las Peñas, reconocida por haber sido el hogar del compositor Antonio Neumane, se transforma de a poco en el Estudio Paulson, el primer estudio actoral de la ciudad.

“La idea era adaptar en Guayaquil el pénsum de una escuela actoral como lo es el Neighborhood Playhouse en Nueva York. Es algo muy diferente a lo que se ha venido haciendo aquí y que difiere de lo académico, de lo que hacen las universidades que enseñan las artes escénicas, porque está más enfocado en la práctica que en la teoría”, dijo Ycaza.

El estudio funcionará con el formato de un año lectivo y se centrará en la enseñanza de la técnica Meisner, un estilo teatral en el que prima lo interpretativo y lo emocional para dominar a los personajes.

Esta llegó originalmente al país junto a Pantaleón, que la estudió en el extranjero y desde hace varios años ofrece talleres con docentes que vienen al país para la ocasión.

Añade que la respuesta de los guayaquileños ha sido buena, tanto que por eso también se decidió enfocar el contenido académico del estudio en ella.

Dos aulas y una sala teatral son parte del rediseño del interior de la vivienda, el cual fue aprobado por el Cabildo a través de las fundaciones Siglo XXI y Malecón.

La casa está entregada en comodato a la fundación, pero en ella se han aprovechado los aspectos patrimoniales de la misma, entre ellos la fachada y las emblemáticas chazas, que han sido conservadas.

Este aspecto, indican los directivos, era crucial para mantener intacta la historia de la casa y así evitar alterar su valor para la urbe. Para ello, la fundación eligió al arquitecto John Dunne, quien propuso el diseño arquitectónico con espacios sobrepuestos dentro de la estructura original.

Se estima que la construcción culminará en abril y que las clases, que serán dictadas por profesores extranjeros expertos en la técnica Meisner, iniciarán en junio.

La vivienda también funcionará como centro cultural, pues en ella se espera mostrar tanto el trabajo de los alumnos como de actores y grupos locales.

“Es muy importante para nosotros tener una programación propia, y que la casa tenga una vida individual de jueves a domingo”, señaló Pantaleón. “Queremos fomentar también el desarrollo de las artes escénicas en Guayaquil a través de propuestas novedosas, interesantes y de buena calidad”.

La renovación

Tradicional, pero con un eje moderno

La remodelación fue aprobada por el Cabildo. El diseño incluye elementos patrimoniales de la casa con un eje moderno. El diseño es del arquitecto John Dunne.