Del Paso recoge el premio Cervantes denunciando la situacion de Mexico

  Actualidad

Del Paso recoge el premio Cervantes denunciando la situacion de Mexico

El escritor mexicano Fernando del Paso denunció “el principio de un Estado totalitario” en su país y se declaró dispuesto, a sus 81 años, a seguir escribiendo, al recibir ayer el premio Cervantes, coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte del

Acto. El escritor mexicano y el rey Felipe, ayer en Alcalá de Henares.

El escritor mexicano Fernando del Paso denunció “el principio de un Estado totalitario” en su país y se declaró dispuesto, a sus 81 años, a seguir escribiendo, al recibir ayer el premio Cervantes, coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte del autor de ‘Don Quijote’.

“La magnificencia e importancia del Premio de Literatura Española Cervantes me obliga moralmente a hacerlo (escribir) y así lo haré”, afirmó Del Paso en su discurso de aceptación del galardón, el más prestigioso de las letras hispanas.

Poco antes de entrar al paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid y cuna de Miguel de Cervantes, donde tuvo lugar la ceremonia, Del Paso había afirmado que está recuperándose “bastante bien” del ictus que sufrió hace tres años, por lo que “este premio es un estímulo”.

El autor de ‘Palinuro de México’ pronunció, sentado en una silla de ruedas, un alegre discurso donde desgranó su vida y su recorrido literario, en el día en que se conmemora el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes y su contemporáneo inglés William Shakespeare.

El escritor hizo aflorar las risas en los asistentes al acto, presidido por los reyes Felipe y Letizia, entre los que estaba el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy.

Recordó cómo de pequeño, en casa de su tío cercana a un zoológico, desde la que se oían “los estentóreos rugidos de los leones, descubrió a los clásicos españoles y también a ‘Don Quijote’”.

Autor de obras como ‘Noticias del imperio’, ‘José Trigo’ o ‘Viaje alrededor de El Quijote’, Del Paso no solo reivindicó el castellano sino que aprovechó su discurso para deslizar una crítica a la situación de su país.

“Las cosas no han cambiado en México, sino para empeorar. Continúan los atracos, las extorsiones, los secuestros, las desapariciones, los feminicidios, la discriminación, los abusos de poder, la corrupción, la impunidad y el cinismo”, aseguró. Denunció la aprobación en el estado de México de “una ley opresora que habilita a la policía a apresar e incluso a disparar en manifestaciones y reuniones públicas a quienes atenten, según su criterio, contra la seguridad, el orden público... Esto parecería tan solo el principio de un Estado totalitario que no podemos permitir”. Agencias