Partidos politicos

  Actualidad

Partidos politicos

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Una democracia activa y real exige la presencia en el espectro de la política, de partidos políticos debidamente estructurados, con bases ideológicas coherentes, con programas de acción en beneficio del pueblo, sin exclusiones de ninguna naturaleza; con líderes capaces y sobre todo honestos a carta cabal, leales a los principios que pregonan, sin dobleces ante nada ni ante nadie; con experiencia en el manejo de la actividad pública, nada de improvisados que alienan a las gentes tratando se aparecer como los sabios de la Grecia; con una militancia que conozca la razón de ser del partido en el que milita, para que lo defienda con razonamientos y no solamente por intereses “presupuestívoros” o gastronómicos.

Si algo debe caracterizar al dirigente o líder de un partido político es ser consciente de las equivocaciones que comete, como ser falible que es, para rectificar a tiempo y no tropezar por segunda vez con la misma piedra; y menos aún, para pretender tapar el sol con un dedo al negar sus propios errores y endilgárselos al de al frente.

Los partidos políticos están llamados a reemplazar a los movimientos, o como quieran llamarse, que se forman de la noche a la mañana con fines electoreros, con un eslogan copiado a la carrera, con la figura de una persona, hombre o mujer, que exhiben como bandera de lucha el “ser hijo de papá” y punto.

Si queremos ser consecuentes con lo que decimos y pensamos, debemos reconocer que el fracaso de los partidos políticos en el Ecuador en la última década se debe, entre otros aspectos, a la serie de errores de bulto que cometieron, que fue lo que permitió la aparición de “mesías salvadores” que con la lengua ofrecen arreglarlo todo, olvidándose de que una cosa es con guitarra y otra con violín.

Está bien que la Izquierda Democrática y el Partido Social Cristiano hayan empezado sus tareas de reestructuración con la idea de organizar centros de capacitación ideológica para sus militantes. No hay democracia sin partidos políticos. Deben existir partidos con diversa tendencia ideológica para que del choque de ideas salga la luz.

colaboradores@granasa.com.ec