Parquimetros, como en las ‘pelis’ gringas, pero de antano

  Actualidad

Parquimetros, como en las ‘pelis’ gringas, pero de antano

Casi un millón de dólares han recolectado los parquímetros durante el último año. La empresa invirtió $ 1,5 millones en la instalación.

España. Tiene tarifas para residentes y no residentes y cuenta con los servicios de los dos países anteriores.

Cuenta Pedro Ortiz Junior que llegando a Urdesa encontró parqueo gracias a los aparatitos que antes se veían solo en las películas gringas y que hoy son parte “del modelo exitoso de la gestión municipal de Guayaquil”.

Verónica Coello, una usuaria de Twitter que vio el video protagonizado por el humorista y subido a las redes de la Autoridad de Tránsito Municipal hace unos días, refutó las afirmaciones del también guionista y asesor comunicacional.

“En las “películas gringas”, pero de antes. Actualmente en Estados Unidos los parquímetros son digitales. (...) En los parquímetros de Guayaquil ni siquiera entra la moneda nueva de un dólar”, escribió. Es verdad. “En ‘la Yoni’ se paga mediante apps. (...) Nada comparado a esa chatarra...”, escribió otro usuario.

El audiovisual de la ATM recorrió todas las redes sociales con publicidad pagada. Fue la forma de contestar a EXPRESO el reportaje del lunes pasado en el que este Diario detallaba el contrato que tiene la entidad con Parqueo Positivo, un acuerdo que contempla que el 79,5 % de ingresos corresponde a la empresa privada, que los administrará por doce años, y el 20,5 % restante pasa a la ATM.

El debate de si los parquímetros de Guayaquil (Samborondón y Machala) son o no ejemplo de desarrollo tecnológico, que puso sobre la mesa la ATM, deja una mala nota para la entidad de tránsito, y no solo en redes sociales.

El urbanista Felipe Huerta Llona explica que los parquímetros de poste han sido sustituidos por máquinas dispensadoras de tickets emplazadas en las intersecciones de las vías o en puntos equidistantes para la comodidad de cobertura y visualización del usuario, esto ya hace más de treinta años. En países europeos y en Sudamérica, en Brasil y Uruguay, ya se usa la nueva tecnología, y por supuesto, también en ‘la yoni’ que nombra Pedro Ortiz.

“Las máquinas instaladas en Urdesa, Alborada y Puerto Santa Ana son instrumentos en desuso, no modernos ni con la tecnología adecuada. Quien ha visitado otros países puede comparar que ni siquiera se colocan varios en una cuadra, sino una sola que da un recibo para cada uno de los autos”, recalca por su parte el concejal Héctor Vanegas, quien prepara una propuesta de reforma a la ordenanza de parquímetros.

Francisco Gallo, gerente de Parqueo Positivo, explicó a -este Diario que la tecnología que se usa actualmente permite obtener información estadística y visualiza en línea el reporte de los vehículos que se han vencido en el pago, lo que facilita, por ejemplo, imponer multas a infractores.

Pero Vanegas increpa. “Guayaquil ni siquiera entrega un recibo al momento en que se paga el servicio, por lo que la única forma de refutar alguna multa impuesta es contradecir a quien la impone. Esto constituye un perjuicio para el usuario”, insiste.

Con él coincide David Llerena, magíster en transporte urbano. “La tecnología analógica que usa Guayaquil es descontinuada. En otras ciudades, con una cámara se puede monitorear toda una calle”.

El gerente de Parqueo Positivo adelantó que ya la compañía prepara una aplicación que permitirá que los usuarios paguen con tarjeta de crédito o débito desde sus celulares, allí sí, como se hace en las películas gringas hoy.

Actualmente existe un sistema de pago con tarjeta que tienen un chip programable que cuenta con carga de tiempo para consumo y control de venta por facturación y transacción.

En su propuesta de reforma, Vanegas exige la instalación de parquímetros de última generación, el establecimiento de tarifas diferenciadas con zonas verdes para propietarios de las áreas cercanas a los parquímetros y azules para no propietario, y, entre otros puntos la rebaja de las multas actuales.

Al respecto, la Autoridad de Tránsito Municipal explicó que se ha propuesto al Concejo Cantonal una reducción de la actual multa, debido a la buena adaptación de la ciudadanía en el uso del sistema.

Cuenca se adelantó con la aplicación

Noé Cabrera opina que el parqueo de vehículos en las calles de Cuenca es ágil, dinámico, fácil y cómodo. Es uno de los 6.024 usuarios regulares registrados en la aplicación móvil que, desde febrero del 2019, puso en vigencia la Empresa Municipal de Movilidad para el sistema de Parqueo Rotativo Tarifado en Cuenca.

Se trata de la app “Apparquear”, descargable de manera gratuita, que ha convertido a la capital azuaya en la primera ciudad del país en disponer este sistema tecnológico para el servicio de parqueo.

Con la aplicación, el usuario busca el área de parqueo disponible y escoge el tiempo que permanecerá (máximo dos horas), para proceder hacer clic en el botón de pagar. El costo es de $ 0,25 por cada 30 minutos, con tarjeta de crédito o débito.

La aplicación cuenta con un mapa donde se pueden visualizar las plazas de parqueo disponibles y emite un mensaje al usuario, cinco minutos antes de concluir el tiempo, lo que le permite comprar más tiempo y evitar la multa del 5 % de un salario básico unificado ($ 19,30).

En Cuenca existen 2.314 zonas de parqueo, reseña el actual gerente de la Empresa Municipal de Movilidad, Juan Carlos Aguirre. A la fecha, se han realizado 34.884 compras de parqueo.

Pero no todo es oro. La aplicación digital fue concebida por la anterior administración y el funcionario la califica como un mal negocio. “Teóricamente, no representa costo económico para la EMOV”, sostiene.

Es parte de un paquete de servicios en alianza público privada con la empresa TSA, diseñadora del software, con un contrato central de 8 años para la colocación de fotocensores de velocidad. TSA incluyó en la propuesta aplicaciones tecnológicas adicionales para el parqueo, citaciones y matriculación. La inversión fue del oferente, por $ 3 millones.

Por la utilización del software, la empresa recibe el 37 % de los valores por pago de parqueo, matriculación vehicular y multas; mientras que el 63 % queda en EMOV. JM