Actualidad

El parquimetro se estaciona en tres avenidas del norte

En Urdesa Central, Alborada y Kennedy instalan 489 dispositivos. Un mes durará la socialización sobre su uso. El fin es la rotación de los parqueos.

Socialización. El residente Gustavo Buitrón conoció ayer sobre la  implementación de los parquímetros en la vereda de su residencia, en Urdesa.

Un poste metálico de color verde que el lunes último apareció en la vereda de su vivienda generó curiosidad en Gustavo Buitrón, residente de la avenida Víctor Emilio Estrada.

En el instante en que Buitrón buscaba salir de la inquietud llegó Jennifer Giraldo, quien le explicó que ese era uno de los 232 parquímetros que durante la semana se instalarán a lo largo de la arteria principal de Urdesa Central.

Giraldo labora para Parqueo Positivo, socio estratégico de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). Es la empresa encargado de la adquisición e instalación de los dispositivos, así como de la recaudación por el servicio de estacionamiento.

Los 232 equipos distribuidos en 377 espacios se dividen en 145 dobles y 87 sencillos.

Buitrón, antiguo residente de la ciudadela, aplaude la implementación de parquímetros en el barrio en que creció. “Era un sitio tranquilo, ahora está saturado de vehículos. Nos toca organizarnos y los cambios son necesarios”, opina.

Veinte empleados de Parqueo Seguro se turnan para socializar la utilización de los parquímetros instalados en la Víctor Emilio Estrada, desde Circunvalación hasta Costanera. La tarea la efectúan en horarios con mayor tránsito, que son los de 07:30 a 09:30, de 12:30 a 14:30 y de 16:00 a 18:00.

De manera paralela, se colocan 128 dispositivos (83 dobles y 45 sencillos) en 211 espacios de la avenida Luis Orrantia Cornejo (Ciudadela Kennedy).

Además en 243 espacios de la Rodolfo Baquerizo Nazur (Alborada) operarán 83 equipos dobles y 45 sencillos.

La socialización, que finaliza el 3 de diciembre, consiste en informar a los usuarios el adecuado uso del dispositivo, además de entregar una guía.

Una de los problemas que soporta la Víctor Emilio Estrada es precisamente la falta de parqueo. Con los parquímetros se busca promover la rotación de vehículos en las zonas de estacionamiento, además de evitar que los espacios permanezcan en manos de los denominados ‘franeleros’.

El presidente de Parque Positivo, Francisco Gallo, indica que varios espacios se destinarán a buses urbanos y taxis.

La usuaria Aidy Vega colocó ayer algunas monedas confiada en que el equipo estaba activo. Cree que es oportuno la instalación de los dispositivos “en un sector donde es complicado conseguir un parqueo, por lo que toca organizarse”.

La ciudadana chilena sugirió la implementación de parquímetros que emitan tiques, como en su país. “Así el usuario puede conocer el tiempo que usará el equipo, además de permitirle introducir más monedas en caso de que haya caducado el uso”, explica.

Quienes expresaron su preocupación por la instalación de los dispositivos fueron los cuidadores de vehículos.

“Son más de diez años trabajando en esta actividad, ahora toca buscar otro oficio. Lo peor es que ya llega la Navidad”, lamenta uno de los ‘franeleros’ que se identificó como Carlos Alberto.

Los ‘cuidacarros’ que permanecen en la Víctor Emilio están conscientes de que no tienen cabida, ni siquiera en las intersecciones.