El papa refuerza las leyes contra el abuso de menores en el Vaticano

  Actualidad

El papa refuerza las leyes contra el abuso de menores en el Vaticano

Francisco quiere dar el ejemplo y publicó tres nuevos documentos respecto al abuso de menores. Estas normas reformarán la legislación del Vaticano.

Francisco quiere dar ejemplo sobre el comportamiento que deben seguir las Conferencias Episcopales en todo el mundo para eliminar los abusos por parte del clero.

El papa Francisco ha decidido endurecer las leyes para prevenir y combatir los delitos de abuso de menores cometidos por miembros de la curia o en el Vaticano.

Entre las medidas se incluye la ampliación de la prescripción de los delitos a 20 años o la obligación de denunciar si se conoce algún caso, según informó el Vaticano. Francisco quiere dar ejemplo sobre el comportamiento que deben seguir las Conferencias Episcopales en todo el mundo para eliminar los abusos por parte del clero.

El Vaticano publicó este viernes 29 de marzo tres nuevos documentos respecto a este tema de los abusos a menores: uno es el “motu proprio” de Francisco en el que se reforma la ley vaticana, el otro cómo queda la norma y un tercero en el que se dan las “líneas guías” para afrontar estos casos para aquellos religiosos que residen en la Ciudad del Vaticano.

En su “motu proprio” Francisco explica su decisión de “fortalecer aún más el marco institucional y legislativo para prevenir y combatir los abusos contra los menores y las personas vulnerables por parte de la curia romana y en el Estado de la Ciudad del Vaticano”.

Con estas nuevas normas se introduce “la obligación de denunciar los abusos a las autoridades competentes y cooperar con ellos en actividades de prevención y cumplimiento de la ley”.

Se ofrecerá, añade el pontífice, “atención pastoral adecuada a las víctimas y sus familias, apoyo espiritual, médico, psicológico y legal adecuado y el derecho a un juicio justo e imparcial”.

Además, “la persona condenada por abusar de un menor o una persona vulnerable será removida de su cargo”, pero se le garantizará una rehabilitación psicológica y espiritual.

Mientras que se hará todo lo posible para “rehabilitar la buena fama de quien ha sido acusado injustamente”.

Estas nuevas normas reforman así la legislación del Estado de la Ciudad del Vaticano donde está aún vigente el Código Penal conocido como Zanardelli de 1889.