Paola Olaya no quiere saber nada de la actuacion...

  Actualidad

Paola Olaya no quiere saber nada de la actuacion...

Creó un espacio en Internet y un canal en YouTube con su nombre. Esta es la razón por la que le puso un alto a la actuación.

Paola Olaya no quiere saber nada de la actuación...

Siempre le atrajeron la moda, el maquillaje, los ejercicios, los tips para lucir bella... Por ello, la actriz Paola Olaya (30), quien ya no está a la sombra de su esposo, Fernando Villarroel, ahora es bloguera. Creó un espacio en Internet y un canal en YouTube con su nombre. Esta es la razón por la que le puso un alto a la actuación. Sus recientes apariciones fueron en La Trinity (Ecuavisa) y en la obra Killers en el café teatro Pop-Up. A punto de cumplir 31 años (7 de julio), espera celebrar con un viaje en San Francisco o Las Vegas, Estados Unidos.

“Ser bloguera es algo que lo pensé hace mucho tiempo. En abril se hizo realidad. Tenía una idea general, entonces con Fernando armamos el concepto del blog y del canal en YouTube, no quería videos caseros, sino algo profesional y que se vea bonito. Necesitaba que me ayude, no sabía editar. Hablo de todo lo que hago para cuidarme. Estoy contenta con los resultados, muchas mujeres me dan sugerencias y trato de complacerlas”, cuenta.

¿De dónde le viene la onda fashionista?

Así nací. Siempre me ha gustado la ropa, el maquillaje, he sido algo vanidosa. Lucir bien indica que la persona se siente bien.

Cuando la conocimos, entonces novia de Fernando Villarroel, era menos glamorosa.

Creo que desde que me pinté el cabello de rubio, hace más de dos años, todo se ve más exagerado. No dejaré de ser rubia nunca, el castaño me hacía ver muy simple. Algunos piensan que me operé la cara (risas).

¿Ya no está a la sombra de su esposo?

Lo que ocurre es que no me conocían, porque cuando llegué a la vida de Fernando a los 6 meses nos casamos. Ya llevamos 8 años. Siempre me he movido. Soy socia con unos amigos de un centro de belleza, lo mío es todo lo referente a las uñas y existe la posibilidad de abrir otro negocio en otro sector de la ciudad.

¿Fernando está desfinanciado con sus gastos?

Tengo una fortuna en maquillaje, es una obsesión, soy una acumuladora de maquillaje, además de ropa, zapatos, carteras... Aprovecho cuando viajo para comprar y una amiga me provee. Yo produzco.

¿Cuáles son sus expectativas?

Llegar a esas mujeres que a veces no se dan su tiempo para lucir y sentirse bien. Muchas ponen de pretexto el matrimonio, los hijos... Me escribe mucha gente del extranjero. El objetivo es luego comercializarlo, así como lo hacen las grandes blogueras. Al principio es una inversión. Yo sigo a algunas como Camila Coelho. Son mi ejemplo a seguir.

¿Se olvidó de la actuación?

Este año no quiero saber nada de actuar, estoy bien como estoy, porque no hay tiempo para nada. Buscar temas, escribir, tomar fotos, grabar... exige su tiempo, se me va la semana.

“Estar en la boca de todos es lo peor”

Usted denunció a Carolina Piechestein porque supuestamente la agredió y la amenazó el año pasado.

¿La ha visto de nuevo?

Me insultó y amenazó con cortarme la cara, por ello saqué una boleta de auxilio. No creo que se me acerque de nuevo. El caso ahí quedó. Justo después del problema nos vimos en el banco. Yo entraba y ella salía.

¿Cuál es la lección aprendida de esta amarga experiencia?

Nunca había tenido un problema con ella, ni me caí mal. No me gusta pelear ni tener rollos con nadie, estar en la boca de la gente es lo peor. Algunos dijeron que yo era metida porque, según ellos, me involucré en un lío familiar y por esta razón Carolina reaccionó de esa manera. Solo compartí una publicación en las redes sociales para ayudar a una amiga. Así lo hicieron otros.

Apoya a su esposo en sus decisiones

¿Usted qué le dijo a Fernando cuando le comunicó que renunciaría a Ecuavisa?

Le dije que lo apoyaba en su decisión. Tenemos una productora (Del Puerto) y estaba un poco descuidada porque él solo pasaba en grabaciones. Nuestra empresa tiene algunos años, es nuestro patrimonio y no vale tirar a la borda todo el esfuerzo.

¿Por los vientos que soplan, él tiene aspiraciones políticas?

Le gusta, conoce del tema, se está preparando para que no lo critiquen. Considera que es el momento ideal para estudiar.

Ahora se encuentra en Chile.

Fernando está estudiando Política y Gobernabilidad. El plan académico incluía viajar a Chile para visitar el Palacio de la Moneda, el Congreso... entrevistarse con ciertas autoridades. No lo acompañé porque el niño se encuentra en clases. Volverá mañana.

No quiere más hijos

¿Buscarán más hijos?

Definitivamente no. Con Nando (4) es suficiente, es como tener diez, demandante. No nací para tener muchos hijos. Cuando tuve al niño quise ligarme, pero no me dejaron porque alegaron que era muy joven.

¿Ser mamá no es tarea fácil?

Ese es mi rol principal. Nando está creciendo, es muy engreído, le gusta tener mi atención. Imposible trabajar 14 horas al día fuera de casa. No es la idea dejarlo con niñeras o abuelos.

¿Son padres consentidores?

Soy una mamá estricta, mientras que Fernando le permite todo al niño. Eso no está bien. Le digo que no lo engría tanto. Se adoran, ahora que ha estado de viaje lo ha extrañado un montón.

¿Tiene planes para el Día del padre?

Le tengo un regalo, un perfume para que huela como a mí me gusta. Soy complicada con los olores, desde mi embarazo les cogí fastidio (risas). A veces hasta me duele la cabeza.