Actualidad

Por que pagamos nosotros

se reformó la ley propuesta por el Ejecutivo con el ánimo de reactivar la economía, sin embargo, hay situaciones de fondo que no se tocaron nunca. El problema es más complejo. Ejemplo: ¿usted sabe cuál será la política frente a la deuda pública?, ¿cuál es la cifra real de déficit de este año?, ¿cuáles son los programas de activación económica para proteger la dolarización?

Lo que sí está claro es que la empresa privada asume cargas tributarias pero el gobierno sigue siendo obeso, lo que no solamente genera una inequidad sino que detiene el crecimiento empresarial que conlleva a mejorar nuestros niveles de competitividad. ¿O nos asilamos de la competencia en el orden internacional?

Otro ejemplo, nos siguen diciendo que si no se suben los impuestos o se eliminan otros, no habrá para pagar servicios públicos. ¿Funciona así? ¿Qué resultado nos dejó el estado correísta que asumió, casi en su totalidad, el liderazgo para “promover “la economía?

Por otra parte, no dudo que el dinero electrónico tenga sus noblezas, pero ¿por qué tiene que ser obligatorio? ¿O cuál es el beneficio para los estratos menos favorecidos? Y de paso se sigue oyendo voces revolucionarias que apuestan al manejo del dinero electrónico exclusivamente bajo el control del Banco Central.

Hablando de control, ¿qué es lo que se desea proteger sin la obligación legal de publicar información financiera y estadística de entidades financieras de la economía popular y solidaria? Acaso el número de cooperativas quebradas por mal control en estos últimos años.

Ni la responsabilidad de pagar impuesto por el número de hijos ni la cuota parte de un accionista con respecto a pasivo fiscal de una empresa significa un plan integrado de reactivación económica. Presidente Moreno, podemos comprender que se necesita de especialistas para el tema, ¿Será que revisa su equipo económico? ¡Es perverso que la sociedad pague la factura de la farra y corrupción correísta!