Las ostras fueron las reinas del festival

  Actualidad

Las ostras fueron las reinas del festival

Manuel Guillén llegó desde Guayaquil para disfrutar del festival de la ostra, que el sábado se desarrolló en el puerto pesquero El Real, de la parroquia Chanduy, jurisdicción del cantón Santa Elena.

Degustación. Las ostras fueron abiertas para que los comensales puedan disfrutarlas con sal y limón.

Manuel Guillén llegó desde Guayaquil para disfrutar del festival de la ostra, que el sábado se desarrolló en el puerto pesquero El Real, de la parroquia Chanduy, jurisdicción del cantón Santa Elena.

Al joven, quien llegó con sus padres, le interesaba conocer el sabor de la ostra del Pacífico, que los pescadores de la Península ahora producen en cautiverio a una milla náutica del perfil costero.

“Mis padres dicen que es lo mejor que han comido. A mí me gustan los ceviches de camarón y concha, pero de ostras no he probado. La curiosidad me trajo acá”, comentó el joven de 25 años que estudia un masterado de Economía en Chile.

El guayaquileño, ávido por conocer el producto, llegó a El Real cuando un grupo de cuatro artesanos desembarcaban gavetas llenas de ostras.

Al llegar a los stands, donde se exhibían las ostras recientemente cosechadas, el pescador Édison Cruz le abrió un molusco para que probara. A una de las tapas le exprimió un limón y le puso sal al gusto.

Guillén la comió y su expresión fue de satisfacción: “¡Qué rico!, con razón mis padres dicen que es una delicia y hasta que tiene poderes afrodisiacos”.

Mientras los Guillén se deleitaban con el consumo de ostras puras, los integrantes del Instituto Superior de Arte Culinario de Guayaquil explicaban a los presentes las bondades de estos mariscos. “Aunque se pueden preparar varios platos, lo más recomendable es comerla con sal y limón”, decía Juan Carlos Ordóñez, uno de los especialistas en gastronomía.

Otros chefs que participaron en el festival hicieron una fogata al pie de la playa y, ante el público, prepararon un arroz marinero que incluyó ostras.

El festival de la ostra del Pacífico fue organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), con el objetivo de promocionar el cultivo de ostras en cautiverio, que ya lleva tres años en el puerto El Real.

“Son treinta las familias que trabajan en el proyecto, por el gran éxito ahora también los pescadores de Palmar y La Entrada se dedican a este cultivo. Nosotros le damos el asesoramiento técnico y financiamiento para que salgan avante”, comentó Lenin Mera, representante del Magap en Santa Elena.

Shirley Montenegro, encargada de llevar las finanzas de la cooperativa de extracción artesanal de ostras El Real, dijo que han invertido 140.000 dólares y que esperan alcanzar una ganancia de 100.000 dólares.

En la cosecha de octubre esperan la comercialización de aproximadamente 400.000 unidades a nivel nacional.

“Hemos cubierto gran parte del mercado que demandan los hoteles de la península de Santa Elena. Ahora le apuntamos al consumidor popular, es decir a los que acuden a las plazas o restaurantes populares. Estamos muy contentos con los resultados obtenidos”, comentó Montenegro.