El oro, mejor garantia para los prestamistas

  Actualidad

El oro, mejor garantia para los prestamistas

El Banco Central analiza un crédito con oro como garantía para fortalecer la reserva internacional. El FLAR es una opción.

Referencial. El FLAR no entregó un crédito que el Gobierno solicitó en octubre del año pasado por 637 millones de dólares.

Las autoridades del Banco Central del Ecuador (BCE) nuevamente regresan a ver al oro para conseguir financiamiento. A través de un correo electrónico, la entidad confirmó a EXPRESO que se analiza esa posibilidad.

El BCE aseguró que ha tenido un acercamiento con varios organismos internacionales, entre ellos, el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).

De acuerdo a transacciones anteriores, en términos generales, el BCE entrega oro durante un tiempo y a cambio recibe un préstamo. Cuando vence el crédito, en tres o cuatro años, se debe pagar el crédito para que el oro vuelva a las bóvedas del BCE con un porcentaje adicional de dinero por ganancias.

Aún no hay detalles sobre el monto que se busca o intereses, pero el objetivo es fortalecer las reservas internacionales de una manera más sólida y dejar de depender únicamente del dinero que obtiene el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) vía deuda externa.

El mes pasado, la gerenta del BCE, en entrevista con este Diario, señaló que se necesitará de deuda en el último trimestre para compensar la caída de las reservas.

La liquidez es uno de los problemas que no ha dejado dormir al BCE en este año. En la mayor parte del segundo semestre, las reservas internacionales se han mantenido en menos de 3.000 millones de dólares (ver gráfico).

¿Cuál es la razón? El limitado acceso que ha tenido el Gobierno a créditos. Cada vez que el MEF conseguía financiamiento, a través de la emisión de bonos en los mercados, por ejemplo, las reservas internacionales subían y caían poco a poco, en la medida que el Gobierno gastaba el dinero.

¿Qué son las reservas internacionales? En términos generales, es la liquidez externa del país por donde pasan todas las transacciones de Ecuador con el mundo: tanto cobros como pagos, explicó el analista económico Danilo Albán.

El BCE señaló que “está facultado para realizar las acciones necesarias que permitan gestionar la liquidez doméstica e internacional para viabilizar las operaciones del sector público y privado”.

Una parte de las reservas internacionales también respaldan a los depósitos que los bancos del país mantienen en el BCE. Actualmente, según la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), las reservas solo cubren el 76 % de los depósitos y existe un faltante de 889 millones de dólares.

Bancos del exterior e inversionistas han manifestado su inquietud por la disminución de las reservas en repetidas ocasiones. Artola ha reconocido esta situación y ha señalado que si las reservas caen a menos de 2.400 millones de dólares (actualmente están en 2.848 millones) hay preocupación.

Para Albán, la operación que piensa hacer el BCE es positiva, porque es necesario fortalecer las reservas para no poner en peligro la dolarización. Otra vía es atraer inversión extranjera.

El analista económico José Orellana Giler coincide con Albán y aseguró que la operación puede resultar beneficiosa para compensar las bajas reservas, una de las preocupaciones de los mercados internacionales.

Orellana señaló que el bajo nivel de las reservas también puede estar influyendo en el alto riesgo país de Ecuador, que en los últimos meses ha impedido acceder a crédito barato.

Historial

Dos créditos similares

En los últimos cuatro años se registran dos operaciones realizadas con las reservas de oro del Banco Central. En 2014 negoció con 465.619 onzas y a cambio accedió a un crédito por 400 millones de dólares. Esa transacción se finiquitó el año pasado.

En agosto se realizó otro préstamo con el mismo banco y se entregaron 300.000 onzas de oro y bonos por 500 millones de dólares.

html