Actualidad

Orlando Pin, un medico que narra su vida

Era 1993. En esa época, el Dr. Orlando Pin era un joven visitador médico con un hijo pequeño que intentaba proveer para su familia.

El galeno guayaquileño publicó ‘Madre vida’. La obra reúne 50 relatos sobre sus experiencias personales.

Era 1993. En esa época, el Dr. Orlando Pin era un joven visitador médico con un hijo pequeño que intentaba proveer para su familia.

Sin embargo, esa fatídica noche un poste se cruzó por su camino.

Del accidente, dice, recuerda poco, pero sabe que su auto quedó destrozado y que estuvo en coma durante días que parecían eternos. Esa noche, no obstante, su vida cambió para siempre.

Tras recuperarse del siniestro, el médico abandonó la labor que por aquel entonces realizaba y se dedicó a la medicina al cien por ciento. Como respuesta a las plegarias de su madre, fundó una clínica en Flor de Bastión que fue creciendo de a poco y que aún hoy solventa en parte con su consulta privada en un hospital de la ciudad.

Sin embargo, 22 años después de ese episodio, el médico oriundo de Picoazá, Manabí, ha sumado un nuevo logro a los que ya tenía: el de escritor.

Y es que, recientemente, el galeno publicó con la editorial quiteña Eskeletra ‘Madre vida’, con cincuenta relatos en los que Pin narra distintos episodios de su trayectoria

“No es solo que quería contar mi vida”, comentó a EXPRESO, “quería inspirar a la gente, decirle que todo es posible si uno se esfuerza. Al fin y al cabo, yo soy un chico de un barrio popular que tuvo que buscarse la vida. Llegué a Guayaquil con cinco sucres y un millón de sueños y partí desde ahí”.

El guionista y escritor Franklin Briones fue quien lo ayudó con la edición de los textos y es también el encargado del prólogo de la obra.

Sobre estos cuentos dice que, aunque a primera vista la obra parece tratarse de una serie de relatos autobiográficos, en ella es posible observar “que estos cruzan la frontera narrativa y la convierten en una trama universal, inherente a todos los seres humanos”.

Los cuentos no tienen un hilo conductor particular, sino que más bien narran con su propia formulación y se pueden leer de manera independiente y en desorden. Su manera de escribir es sencilla, amena y seguramente cautivará a los lectores más jóvenes.

Pero a pesar de su estilo, que se deslinda de mayores pretensiones, es la temática de los relatos lo crucial en este libro. Y es que ahí figuran las travesuras infantiles, el amor incondicional de un hijo a su madre, los primeros amores y las dificultades que la vida pone delante de cada persona.

El galeno dice haberse sorprendido con la respuesta a la obra. “He tenido reacciones muy positivas que me llenan de alegría. Originalmente, cuando lo escribí, había cien historias. Aún tengo ahí las otras cincuenta guardadas para hacer, quizá, un segundo tomo”.

Pero este, si llega a publicarse, deberá esperar, pues una vez cautivado por el ‘bichito’ de la escritura, Pin no se detuvo.

El médico indicó que ha aprovechado las madrugadas, único momento libre de su rutina diaria, para dedicarlo a la creación. Su segundo libro, titulado ‘La vida sigue’ y que se escribió a la par del primero, será lanzado el martes 13 de diciembre en el Centro de Eventos Señorial de la ciudadela La Garzota.

Adicionalmente, trabaja ya en una obra de frases cuyo título tentativo es ‘Frases de V’. “Ahí se recopilan frases que he ido creando y que se refieren a distintos temas. Frases de vida, frases de victoria. Es un proyecto que me emociona”.