El origen de la desinformacion en Ecuador

  Actualidad

El origen de la desinformacion en Ecuador

El 1 de octubre, el presidente Lenín Moreno anunció medidas económicas. Luego inició un paro de once días que caotizó a todo el país.

Mensajes. Desde la madrugada de ayer, el Gobierno envía mensajes de texto con desmentidos oficiales.

La teoría de un golpe de Estado detrás de las manifestaciones violentas de inicios de mes encuentra partidarios. A las afirmaciones en esa línea que ha hecho en numerosas ocasiones el presidente Lenín Moreno se suman las conclusiones que hizo la Organización de Estados Americanos (OEA). Según un comunicado de la Secretaría General del ente, las “corrientes de desestabilización de los sistemas políticos del continente tienen su origen en la estrategia de las dictaduras bolivariana y cubana, que buscan nuevamente reposicionarse [...] a través de su vieja metodología de exportar polarización y malas prácticas, pero esencialmente financiar, apoyar y promover conflicto político y social”.

Esa premisa, determinada el 16 de octubre, puso en alerta al Gobierno nacional. Por eso, ayer, todos los teléfonos celulares registrados en el país recibieron un mensaje de texto aclarando información falsa difundida en redes sociales.

EXPRESO explicó, el lunes, que las autoridades creen firmemente que las llamadas ‘fake news’ llegan desde países con gobiernos afines al expresidente Rafael Correa. Su intención es generar caos que concluyan con la destitución del actual mandatario.

Y aseguran tener pruebas. Durante el levantamiento indígena -que terminó con protestas violentas y saqueos- las expresiones #ParoNacionalEcuador y #FueraLenínFuera fueron tendencia número uno en las cuentas de Twitter de origen venezolano. También fueron tendencia en Rusia y, según Facebook, tuvieron su origen en Irán.

El primer mandatario y sus ministros reconocieron que la campaña de desinformación fue incontrolable y puso en aprietos al Estado. En su pico más alto, llegaron a circular hasta cinco mensajes falsos por hora. Algo que no se pudo contrastar.

Por eso, ahora se optó por otra vía: los mensajes de texto (SMS). La Secretaría de Comunicación alertó a los ciudadanos contra las noticias falsas. “Ecuatoriano, no creas en noticias falsas. No se baja el sueldo. No se entrega bono a venezolanos. No se perdonan deudas a ricos”, rezaba el texto, firmado por Secom y con una aclaración de que se trataba de un envío “dispuesto por Arcotel”.

Este Diario conversó con el titular de la secretaría, Gabriel Arroba, sobre el alcance y la justificación para el envío masivo de mensajes. Sobre todo, porque en las redes sociales hubo expresiones de molestia de ciudadanos que cuestionaban la ‘intromisión del Gobierno’ en la vida cotidiana.

Arroba explicó que tras los recorridos de los ministros por el país -como parte del diálogo nacional- se determinó que esas tres mentiras estaban atemorizando a la población y generaban, de nuevo, un ambiente de protestas.

Nada de eso, aclaró el funcionario, es verdadero. Sin embargo, los “ciudadanos comenzaban a creerlo”. A su criterio, las mentiras tenían como fin incentivar a la gente a protestar con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) en la marcha del 30 de octubre de 2019, pese a que la convocatoria ya ha sido suspendida por sus mismos organizadores.

¿Cómo se concretó el envío de mensajes de texto a más de 15 millones de teléfonos celulares? El Gobierno habló con las tres operadoras de telefonía móvil existentes (Claro, Telefónica y la estatal CNT) y pidió el servicio sin costo. La decisión se amparó en la Ley en Telecomunicaciones y en el Estado de Excepción, decretado por el presidente Lenín Moreno, que aún está vigente.

Los envíos, por la normativa mencionada, no tuvieron ningún costo para el Estado.

Sobre las críticas en redes sociales a los mensajes, Arroba dijo que el deber de la Secretaría es comunicar y mantener informada a la población. Él considera que la medida fue positiva. Las autoridades aseguran que se estaba generando una nueva ola de desinformación con miras a otro intento de destituir al primer mandatario. La lección fue aprendida, destacó el funcionario.

Según la OEA, “la crisis en Ecuador es una expresión de las distorsiones que las dictaduras venezolana y cubana han instalado en los sistemas políticos del continente. Sin embargo, lo que también han demostrado los hechos recientes es que la estrategia intencional y sistemática de las dos dictaduras para desestabilizar las democracias ya no es efectiva como en el pasado”.

Para saber

Correísmo

La prefecta de Pichincha, Paola Pabón, fue detenida para investigaciones. Sus coidearios se refugiaron en la Embajada de México en Ecuador.

Telecomunicaciones

El artículo 8 de la ley expresa que en caso de Estado de Excepción, los prestadores que “operen redes públicas de telecomunicaciones tienen la obligación de permitir el control directo e inmediato”. Ese estado está vigente.