Actualidad

Asi se ofrecian las frecuencias

El Observatorio Ciudadano de Frecuencias pidió la suspensión del concurso público de adjudicación por las irregularidades denunciadas. En eso coincidió la legisladora de Pachakutik, Lourdes Tibán. El colectivo llevará el caso a la Comisión Interamerica

Así se ofrecían las frecuencias

Una denuncia anónima dio la alerta. Asegurar la concesión de una frecuencia de radio y TV, en el concurso organizado por el Estado, costaba 200.000 dólares.

El caso llegó a la Fiscalía que investiga una supuesta asociación ilícita. Hay tres procesados, dos de ellos están detenidos. El tercero, exintegrante del Cordicom y exasesor del vicepresidente Jorge Glas, está prófugo.

El cantante Gerardo Morán contó en la Fiscalía que “personas de la Vicepresidencia” solicitaban esa cifra. Era, según consta en la versión que dio, una ‘disposición’ vigente desde agosto. Un año y medio antes, Morán ya había aportado 40.000 dólares para acceder a una frecuencia.

El popular cantante fue contactado por Diego Arellano, uno de los ahora detenidos. Ellos se habían asociado para participar en el concurso y fue Arellano quien le indicó cuánto cuesta el proceso. El monto incluía estudio de ingeniería y todos los trámites.

Por intermedio de su socio, Morán conoció a Tulio Muñoz, empresario manabita, y Marcos Párraga, del Cordicom y exasesor de Glas, -los otros dos procesados-. El cantante se reunió con ellos tres veces. La Fiscalía dice tener evidencia de esas citas y de llamadas telefónicas.

Morán dio esos detalles, el 10 de octubre, ante la fiscal María Gabriela Carrión.

Ese día Paola Pabón, secretaria de la Política, y Glas pidieron a la fiscal de Pichincha, Thania Moreno, que investigue el supuesto uso de sus nombres para pedir coimas. “Lo digo con mucha fuerza, a quien sea, látigo en contra de la corrupción. Ni mi nombre ni el de nadie se toma para traficar influencias de dónde venga”, dijo Glas, el jueves antes de viajar a Europa.

Se refería a Párraga. Su nombre aparece en las denuncias de Glas y de Pabón.

La secretaria y exasambleísta de PAIS cuenta, en el escrito, que Párraga y Muñoz “realizan coordinaciones (...) a fin de pedir coimas por 200.000 dólares a cambio de frecuencias”.

Morán, por ejemplo, asegura que entregó tres cheques por 40.000 dólares a Muñoz. Como garantía, el cantante tiene un cheque de 50.000 dólares que debía devolver al momento de recibir la frecuencia.

Desde el 10 de octubre, los tres acusados fueron seguidos por la policía. Párraga renunció ocho días después al Cordicom y está prófugo. Arellano fue capturado el 25 y Muñoz al día siguiente.

Mañana, a las 12:00, habrá una audiencia para resolver la apelación a la orden de prisión. Luigi García, defensor del empresario manabita, dijo a EXPRESO que el dinero que recibió su cliente era para adquirir equipos.

Morán dijo que el dinero “era como colaboración para la campaña electoral que viene”.