Oficiales citados en trafico de armas acuden a dar su version

  Actualidad

Oficiales citados en trafico de armas acuden a dar su version

Los oficiales que Fiscalía esperaba hoy estaban a cargo de los repartos donde se dieron los allanamientos.

Referencial. El día de los allanamientos la Policía Nacional llegó hasta la Comandancia General del Ejército.

La primera sala de lo Penal de la Corte de Justicia de Esmeraldas convocó para el próximo martes 11 de diciembre, a las 08:30, a la audiencia de apelación de la prisión dictada en contra de 13 procesados por presunto tráfico ilícito de armas.

Cuatro de cinco oficiales citados a dar versión respondieron al llamado de la Fiscalía hasta la tarde de este miércoles 21 de noviembre. Para este jueves 22 se espera a otros cinco militares entre oficiales y voluntarios.

El caso inició el pasado 17 de octubre tras la detención de siete militares y seis civiles en allanamientos cumplidos en cinco provincias. La Fiscalía investigaba a una presunta red que se habría dedicado al tráfico de municiones para grupos irregulares de Colombia.

Según las primeras investigaciones el destino de las municiones habría sido el frente narcoterrorista Óliver Sinisterra, liderado por Wálther Arízala, alias Guacho, responsable de 10 atentados terroristas y el asesinato de al menos tres periodistas, una pareja y cuatro marinos.

La apelación fue solicitada por los militares Luis Bautista, Wálter Angulo, Jikcson Arroyo, Martin Arroyo, José Plaza y Oswaldo Bedón. Este día en la Fiscalía de Quito debían comparecer cinco oficiales que habrían estado a cargo de los repartos en los que fueron apresados los uniformados. Tres debían ir en la mañana y dos en la tarde.

Aunque horas después, del grupo citado en la mañana, acudió un mayor cerca del medio día. Para este 22 de noviembre también se citó a jefes de varias unidades.

Edwin Romero, defensor de Martín Arroyo reiteró que es preocupante la investigación que lleva la Fiscalía porque están procesados solo miembros de tropa y no quienes eran los jefes de los rastrillos. “La responsabilidad recae contra los oficiales por cuanto ellos son los que suscriben las actas de entrega recepción del material bélico de las FF.AA”, destacó.

David Huilca también defiende a Arroyo. Él esperaba que los oficiales convocados entreguen información del caso porque eran ellos quienes estaban a cargo de ciertos destacamentos militares. Aseguró que su cliente no estaba a cargo de custodiar municiones, sino armamento y calificó a la investigación como “bastante ligera”.

Arroyo fue detenido en el fuerte militar Huancavilva en Guayaquil. Añadió que los defensores esperan conocer el informe de la pericia de los celulares de los detenidos que ya fue remitido a la Fiscalía. Para el viernes se espera que los 13 procesados, detenidos en la cárcel de Latacunga, en Cotopaxi, rindan sus versiones.