Odioso discrimen

  Actualidad

Odioso discrimen

Es normal que en gobiernos centralistas la economía de la capital reciba fuerte impulso de sueldos de la frondosa burocracia. Su empresa privada disfruta de satisfacer la gran demanda de bienes y servicios que requiere el aparato estatal. Pero que, además de esas ventajas, en Ecuador el presupuesto estatal privilegie la inversión en los alrededores de Quito, discriminando al resto del país, es inadmisible.

La página web de Senplades tiene información sobre el Plan Anual de Inversiones desde el 2008 hasta el 2017. Obteniendo totales por provincia se encuentra una realidad indignante. El gobierno central ha realizado una inversión total en el país de $51.516 millones en dicho periodo. La inversión realizada en Pichincha fue de $12.429 millones representando el 24,1 % del total de inversión. La provincia del Guayas recibió en igual período $6.929 millones, lo que significa el 13,5 % de toda la inversión

Considerando la población actual proyectada por el INEC de estas dos regiones del país (Guayas 4,27 millones; Pichincha 3,12), a los guayasenses nos correspondieron $1.623 de inversión por habitante mientras que los pichinchanos gozaron de $3.989 de inversión por cabeza. ¿Qué razón existe para que un ecuatoriano que vive en la región de Quito se beneficie, a más de lo anotado, de dos veces y medio más de inversión por parte del gobierno de “todos los ecuatorianos” que un ciudadano que habita en las cercanías de Guayaquil?

El total de inversión por regiones en ese período asigna $24.830 millones a la sierra, $18.880 millones a la costa, $ 7.533 millones a la región amazónica y $273 millones a la región insular. Dividiendo para la cantidad de habitantes proyectados para el 2018, estos datos arrojan las siguientes cifras de inversión por habitante: sierra: $3.259; costa: $2.244; Amazonía: $8.206; región insular: $8.649. Este discrimen se presenta en todas las actividades de los distintos ministerios del último gobierno, por ello, los guayasenses debemos castigar en las urnas a los candidatos oportunistas afines y servidores de Alianza PAIS y el correato.