Octubre 1820, historia y sentido

  Actualidad

Octubre 1820, historia y sentido

la pregunta sobre el sentido es lo que permite establecer la importancia de un hecho o proceso. La respuesta a la interrogante constituye la razón de dichos procesos y actores sociohistóricos. Esta, en referencia a la Revolución del 9 de Octubre de 1820, es necesario hacerla para salir del relato anecdótico y la ritualidad rememorativa. Es preciso reconstruir la lógica de su verdadero origen, sentido y proyección. Sin esto será simple crónica del arribo de tres militares venezolanos, la conspiración de la Fragua de Vulcano y otras anécdotas.

Así opera la historia tradicional y su logos glorificador. Por esto es preciso que hurguemos no en esa fecha, sino en todo el proceso del antes, durante y después del octubre insurgente, que lo hicieron actores sociales y que convocó al colectivo guayaquileño. Únicamente así se descubre que lo profundo del significado está en lo que ellos entendieron por libertad y lo que esta traería como resultado del proceso-acontecimiento.

Siempre hablaremos del Guayaquil independiente, de la Aurora Gloriosa y de cuantos hechos y anécdotas están como evidencia de él. Pero más allá está la comprensión, definición y sentido que la ciudad de ese momento dio a la palabra libertad. Sin esto no se descubre ni comprende por qué esta sociedad tiene una visión, tradición, urdimbre, atmósfera y concepción liberal de la libertad.

Esto lo han perdido las actuales élites guayaquileñas. Hoy es una tarea teórica, filosófica y política recuperar ese sentido y legado histórico que se debe saber, difundir y defender. Por esto el espíritu guayaco está unido a quienes hacen de la libertad su fin, significado y dirección, la asumen y luchan por ella. Esto nos pondrá siempre contra todas las políticas totalitarias, autoritarias y de los diversos modos de caudillismo despótico que quieren “darnos leyendo y comprendiendo nuestra historia”. Por esto la visión-misión es proteger esa herencia y memoria histórica y tener firmeza contra los políticos que crean la venenosa atmósfera de líderes tóxicos que impiden captar la fuerza y sentido de la Aurora Gloriosa y del Guayaquil por la patria.

colaboradores@granasa.com.ec