Actualidad

El trabajo de las niñas en el hogar empieza a los 5 años

Un estudio del Consejo de Igualdad señala que las menores gastan el 45 % del tiempo en tareas de adultos.

daniel-von-appen-QUHlPs4y8PQ-unsplash
La falta de cifras claras sobre trabajo infantil, asegura el estudio, oculta el problema.Unsplash

Luisa es oriunda de Quito y recuerda que su vida laboral inició a los seis años, en el negocio de venta de pollos de su familia.

Yo siempre he trabajado, empecé empacando los cubiertos del pollo. Después trabajaba en la panadería de mi tía, ayudándole. Luego en un restaurante. Eso no era trabajo, me explotaban porque era menor de edad y era conocida la gente. Iba todos los sábados y domingos y solo me pagaban 10 dólares”.

melanie-wasser-j8a-TEakg78-unsplash

Una radiografía a la violencia machista en Ecuador

Leer más

Su testimonio es parte del estudio sobre el Trabajo Remunerado y No Remunerado del Hogar en Niñas y Adolescentes en Ecuador 2019 del Consejo Nacional para la Igualdad de Género, realizado en colaboración con el Observatorio Social del Ecuador, Plan Internacional, CARE y ONU Mujeres, en el que se señala que el trabajo no remunerado de las menores empieza desde los 5 años en el hogar y con una sobrecarga de tareas que les consume hasta el 45 % de su tiempo libre en el día. Una cifra que desciende a 15 % cuando se trata de los niños.

“Este estudio nace de la preocupación que tenemos las organizaciones por el tema del trabajo no remunerado del hogar, en particular de las niñas. Un trabajo que es invisibilizado y que en el país se considera como apoyo”, explica Rossana Viteri, directora nacional de Plan Internacional Ecuador.

La experta menciona que, según cifras oficiales, el trabajo infantil doméstico disminuyó entre 2001 y 2016 debido al aumento del acceso de los menores a la educación formal. Sin embargo, los últimos años, específicamente a partir del 2015, se detecta un incremento de al menos un 2 % anual del trabajo de menores, tareas que recaen con mayor fuerza sobre las niñas y adolescentes.

“Un crecimiento asociado a la crisis económica. Esto el estudio lo señala como una alerta y hay que ponerle mucho ojo”, menciona Viteri.

“Este estudio nace de la preocupación que tenemos las organizaciones por el tema del trabajo no remunerado del hogar, en particular de las niñas. Un trabajo que es invisibilizado y que en el país se considera como apoyo”.Rossana Viteri, directora nacional de Plan Internacional Ecuador

Para Margarita Velasco, presidenta del Observatorio Social del Ecuador, estas estadísticas siguen siendo irreales, pues debido a la falta de cifras actualizadas que especifiquen el número de niñas, niños y adolescentes que realizan trabajos remunerados, y sobre todo no remunerados, resulta complicado hacerse una idea de la magnitud del problema.

“Nosotros creemos que la situación es mucho peor porque así lo detectamos por medio de los testimonios presentes en el estudio. El trabajo remunerado del hogar está normado para adolescentes de 15 a 17 años, pero antes de esa edad está prohibido y ahí hay una cifra negra, en lo no permitido. Eso hay que normar de mejor manera para establecer diferencias claras entre trabajo y ayudas”, acota Velasco.

La especialista, que lleva más de 17 años trabajando en el monitoreo de los derechos de la niñez y adolescencia, sostiene además que la ausencia de estadísticas provoca la invisibilización del problema e impide que el Estado elabore políticas para su erradicación.

Grafico1
EXPRESO

“Otra de las alertas que enviamos con este informe es que, producto del trabajo no remunerado que hacen las niñas y adolescentes, surgen otros gravísimos problemas como la violencia sexual o la trata”, advierte.

Estos delitos se generan, asegura, debido a que las menores también son enviadas desde muy pequeñas a trabajar en hogares de terceros, incluso bajo la modalidad de puertas adentro “exponiéndolas a trabajos forzosos que atentan contra la dignidad de las niñas”.

"El sistema de protección falla otra vez. Se están vulnerando todos los derechos de la niñez".Margarita Velasco,
directora del Observatorio Social del Ecuador

Estudios

El informe señala que los trabajos del hogar que realizan las menores les impiden desarrollar al máximo otras actividades, como la escolar. “Ellas están encargadas de sus hermanos, y llegan de la escuela a cocinar, limpiar, a ‘ayudar a sus padres’. Eso les quita tiempo para el ocio y para sus deberes”, señala Viteri.

Chile

La violencia y el feminismo ante su espejo

Leer más

Censo

Las expertas señalan que esperan que en el censo nacional que va a realizarse este año se incluyan preguntas que permitan tener estadísticas e identificar de mejor manera la problemática. “Para nosotros el no dato es un dato que dice que al Estado no le interesa la situación de quienes tenemos derechos”, señala Velasco.

El pago

Según el estudio, en muchas ocasiones, las menores trabajan en hogares externos al suyo bajo la premisa de ayuda a sus mamás, a cambio de techo, comida o pago de estudios. “Estos son sitios donde no están garantizados sus derechos y donde están expuestas a múltiples violencias”, acota Viteri.

Cuidados

El trabajo no remunerado del hogar representó en el año 2015 un 20 % de valor agregado bruto del total del Producto Interno Bruto del país