Nikki Mackliff: “No hay quien me pare”

  Actualidad

Nikki Mackliff: “No hay quien me pare”

Entrar de lleno en el género urbano es el nuevo reto de la artista guayaquileña.

A sus 15 años ya estaba en el escenario artístico.

Ya no caben decisiones infantiles en la vida de Nikki Mackliff. La cantante guayaquileña cumplió hace unos días 23 años y tiene en todos los medios un nuevo tema que marca su nueva etapa, esta vez bajo la consigna de lo urbano. Esta estrategia tiene una meta clara: conseguir el gran éxito que anhela desde que inició a sus 15 años en la música. La rubia quiere salirse del molde y conseguir la internacionalización. Como lo comenta en esta entrevista, amigos productores del género urbano le han dado consejos y ella ha decidido tomarlos. Además deja claro que a su corazón le es más complicado que le hagan daño.

¿Cómo fue el proceso de trabajo para la creación de Sé que mañana?

Estábamos buscando junto a mi mánager una producción diferente, más apegada a lo que se está escuchando. Dejo de ser mía fue mi inicio en lo urbano y con este tema nos fuimos a Medellín, Colombia, a grabar. El equipo estaba conformado por Lorduy y Tezzel, quienes han trabajado con J Balvin y Andy Rivera. Me gustó muchísimo porque son chicos de mi edad que tienen el conocimiento y la manera de hacer las cosas muy profesionales. Yo no compuse nada y dejé que ellos lo hagan a su manera.

Cuando compone, ¿cree que lo hace en un género en especial?

Puede ser. Últimamente estaba componiendo muchas baladas o algo como un merengue. Pero lo urbano es diferente, por eso quise que ellos hagan su trabajo.

¿Todos sus temas van a una misma persona? ¿Hay una misma historia en común detrás?

Sabes que no, en realidad. Hasta Ya no puedo amarte, todos fueron dirigidos para una persona que fue una relación de muchos años. Ahora ya no son composiciones mías, entonces no tienen esa conexión.

¿Qué ha cambiado de los 15 años?

Era superingenua. A todo el mundo le abría mi corazón, a cada persona que conocía, y por eso me hacían mucho daño, y no debo ser tan abierta.

¿Ha querido abandonar la carrera?

Sí. Hace poco me ofusqué demasiado.

¿Por qué razón?

Porque empiezo a ver que todo pasa lento o no pasa. Ahora lo veo como que en mi mundo no suceden las cosas, pero por fuera las cosas van bien. Estaba un poco ciega.

¿Quién la mantuvo?

Mi equipo me ha retado fuerte. Trato de no hablar mucho de mis temas laborales con mis padres porque no quiero que me vean débil o no capaz.

¿Qué viene con este disco?

Mira, yo ahora voy con todas. No hay quien me pare y se vienen cosas muy grandes. Lo que puedo decir es que vienen colaboraciones. El disco me ha costado cerrarlo porque cada día vienen más canciones.

QUIERE HACER TRAP

Las cosas en el género urbano van en serio y el equipo de Nikki está barajando la posibilidad de grabar un trap. “Vamos a sacar un trap, pero no será una tiradera” comentó su mánager, Giovana Guarna. “Sí me gustaría hacer uno, no tan calle. Que dé un mensaje con rebeldía. Pero hay que esperar, todavía quiero entrar al reguetón”. explicó la intérprete. Sobre su internacionalización reveló haber ‘coqueteado’ con disqueras foráneas, pero que aún no se va del país. “Hemos tenido pláticas con dos disqueras grandes. Pero necesitamos fortalecer el territorio y así no escoger lo primero que nos pongan en la bandeja. Creemos que podemos tener algo más formal”, comentó la artista. Por lo pronto, y gracias a las redes sociales, México y Colombia despuntan entre sus métricas de redes sociales como los países que más escuchan su música.

MÁS ÍNTIMO

¿Algo que no haría? Cantar heavy metal.

¿Cuántos novios ha tenido? No sé si contar a uno, pero tres.

¿A qué edad fue? A los 14 años. A esa edad también fue mi primer beso.

¿Su primera borrachera? (Risas) A los 18 en mi cumpleaños.

¿Su primer sueldo? No sé, quizá a los 16 y 17.

¿Su primer viaje sola? A los 18 cuando me fui a Boston a grabar.

¿El primer concierto? A los 15 años, cuando me lancé.

¿Cuándo llega el primer millón? ¡Esa es la pregunta de mi papá! No sé. Pronto. No me quita el sueño.

YA CRECIÓ

Siendo aún adolescente inició su carrera con baladas y música pop. Su guitarra seguirá siendo su compañera para componer pero busca apegarse a lo que el gusto popular dicta. Ella es la única que toma las decisiones en su trabajo que este año también tendrá sorpresas en lo actoral.

EN POCAS PALABRAS

Guitarra. Mi compañera. Mis composiciones.

Michela Pincay. Aprendizaje.

Novio actual. Cero. Ninguno.

Política. No me meto. Sin estar involucrada me ha traído problemas.

Instagram. Contacto directo.

Internacionalización. Futuro.

Desnudez. Arte y libertad.

html