Musica ecuatoriana: “Hay que aprender a valorar lo nuestro”

  Actualidad

Musica ecuatoriana: “Hay que aprender a valorar lo nuestro”

Aprendí a valorar lo nuestro. Fiel a esta tradición, me complazco en traer a la presencia pública a la cantante guayaquileña Hilda Murillo Saavedra, nacida el 16 de diciembre de 1951, que cumple 60 años de vida artística. Lo de artista le viene de sus padres: Washington Murillo, guitarrista, compositor y director musical; y Fresia Saavedra Gómez, gran cantante y profesora de música. Hilda canta desde los 4 años de edad; a los siete, grabó con la Orquesta América un disco sencillo con los éxitos La canción de los domingos y La marcha de las letras; a los nueve, interpretaba nuestra música a dúo con Fresia.

Fue figura del programa de televisión Clan del 4. Como Julio Jaramillo, tuvo el acierto de cantar tangos y boleros. También interpretó baladas. Participó en el famoso Show del mediodía, donde cantaban los más connotados. Produjo y animó el programa televisivo Una hora con Hilda (1977-1980).

Fue la primera artista ecuatoriana en participar en el Festival Oti, efectuado en Acapulco, México, en 1973, auspiciado por Ecuavisa, donde ocupó el cuarto lugar. Ha cantado y triunfado en Estados Unidos, México, Perú, Argentina, El Salvador, Colombia, Venezuela, Panamá, República Dominicana... La Revista Vanidades la declaró la Mujer del año, en 1973. En este año, también, la Asociación de cronistas de espectáculos de Nueva York le entregó el Gran premio por considerarla entonces como la Artista latina más destacada.

Lic. César Burgos Flor