Mundo

Embajadora de Filipinas en Brasil es captada golpeando a una empleada y le ordenan regresar a su país

El ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que la empleada dejó Brasil la semana pasada y está de vuelta en Filipinas. Mira el video

Marichu Mauro
La funcionaria fue asignada a Brasil en 2018.TWITTER

Filipinas ordenó este lunes el regreso de su embajadora en Brasil, tras la filtración de un video en el que se muestra a la funcionaria agrediendo físicamente a su empleada doméstica de la misma nacionalidad.

Un hombre ejerce su voto este domingo en el Estadio Nacional en Santiago.

Chile, cerca de tener la primera Constitución del mundo escrita en paridad

Leer más

El acto generó rechazo inmediato de los brasileños, incluyendo el del propio presidente Jair Bolsonaro, quien señaló que atroz hecho.

En el video se puede observar a la embajadora de 51 años de edad golpeando en repetidas ocasiones a la empleada de servicio, algo que se especula que ya habría ocurrido en repetidas ocasiones. 

Mira el video de la agresión de la embajadora filipina a la trabajadora del hogar:

De acuerdo a medios locales, un funcionario quien tuvo acceso al material audiovisual fue quien tomó la iniciativa de denunciar el hecho a las autoridades de Brasil, quienes se contactaron posteriormente con el gobierno filipino.

Marichu Mauro, que fue destinada a Brasil en 2018 y también tenía jurisdicción en Colombia, Guyana, Surinam y Venezuela, está bajo investigación, dijo el ministerio de Relaciones Exteriores. “El Departamento de Relaciones Exteriores ha ordenado a la embajadora de Filipinas en Brasil volver inmediatamente después de la publicación de unas imágenes de video que la muestran reprendiendo y maltratando a su empleada doméstica”, dice el comunicado.

El anuncio llega después de que la televisora GloboNews retransmitiera las imágenes captadas por una cámara de seguridad y que habrían servido como parte de las pruebas en la denuncia oficial presentada en agosto pasado.

El ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano aseguró que la empleada dejó Brasil la semana pasada y está de vuelta en Filipinas, donde las autoridades solicitaron su colaboración para continuar con las investigaciones.