Sobrevivientes de Nagasaki recuerdan el mayor desastre

  Mundo

Sobrevivientes de Nagasaki recuerdan el mayor desastre

Esta ciudad fue atacada hace 77 años con armas nucleares.  Más de 70 mil personas fallecieron.  Nadie quiere que esto se repita en Ucrania 

Supervivientes de Naga (8607922)
NAGASAKI- Un voluntario guía a un grupo de estudiantes durante su visita el Museo de la Paz de Nagasaki, este lunes 8 de agosto de 0222. EFE/Edurne Morillo

Nagasaki, situada al sur de Japón, fue la segunda ciudad en ser bombardeada con armas nucleares el 9 de agosto de 1945 y recuerda esta trágica fecha con la preocupación de sus supervivientes puesta en la guerra de Ucrania y el deseo de ser los últimos en sufrir este destino.

Los “hibakusha” -supervivientes de la bomba atómica- tienen ahora al menos 77 años y tras sobrevivir a los estragos de la guerra y las consecuencias de la radiación, observan ahora con inquietud la situación global, especialmente, tras la invasión rusa de Ucrania el pasado febrero y la amenaza de un posible ataque atómico.

Aniversario ataque nuclear

Nagasaki pide, 75 años después, que su ataque nuclear sea el último

Leer más

“Ya no es como antiguamente, ahora son mucho más sofisticadas y me preocupa pensar cómo la situación podría escalar”, explica Mise Seiichiro, un superviviente de 85 años, que se encontraba a 3,6 km del hipocentro de la explosión.

Seiichiro, que hace estas declaraciones durante un tour con prensa extranjera organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores nipón, espera que la guerra en Ucrania termine lo antes posible, “ya que ellos están sufriendo lo mismo que pasamos nosotros”, dice este hombre que tenía 10 años cuando se produjo la explosión y se encontraba en su casa por las vacaciones de verano.

Al ser preguntado por las facciones políticas niponas que sugieren un armamento nuclear de Japón ante la situación en Ucrania y la creciente amenaza de Pionyang, que estaría preparado para hacer un nuevo test atómico en cualquier momento, Seiichiro se muestra visiblemente enfadado.

“Los políticos que sugieren esto no vivieron la guerra”, critica el hibakusha, quien vio como cuatro de sus familiares sufrieron cáncer como consecuencia de la radiación, aunque él dice orgulloso estar sano.

El alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, también observa estos comentarios con preocupación, ya que, según dice, “Nagasaki debe ser el último lugar del planeta en sufrir un ataque atómico”. “Tener armas nucleares supone un riesgo. Siempre estamos rodeados por este riesgo, y aunque se está avisando a las generaciones futuras, este mensaje no ha llegado a todo el mundo”, advierte Taue, quien también lamenta la actual postura del Gobierno japonés en relación al desarme nuclear internacional.

Japón, el único país que ha sufrido un ataque nuclear, en Hiroshima y Nagasaki, no ha rubricado el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, que entró en vigor en 2021, y contiene prohibiciones de desarrollo, producción, posesión, uso o amenaza de uso de las armas nucleares, además de disposiciones para la asistencia de víctimas.

El 9 de agosto, la bomba ‘Fat Man’ fue arrojada sobre Nagasaki. Explotó a 470 metros de altura, con una detonación a 21 kilotones de TNT y dejó más del 40 % de la ciudad destruida.