Rusia da por tomada Mariúpol, Kiev lo niega

  Mundo

Rusia da por tomada Mariúpol, Kiev lo niega

El secretario de Estado de EE. UU. llega a Kiev para reunirse con presidente de Ucrania. Ataques suman más muertes de civiles

Conflicto_Rusia_Ucrania
Dergachi. Tres personas murieron y siete resultaron heridas tras varios bombardeos rusos en la región de Járkov.Maria Senovilla / EFE

Un día después de que Rustam Minekáyev, comandante del Distrito Militar Central ruso, afirmara que Moscú quiere tomar todo el sur de Ucrania, además de conquistar Donbás (este), y llegar hasta la región separatista moldava de Transnistria, Rusia recrudeció su ofensiva en la zona meridional y oriental del país.

Moscú lanzó un ataque con misiles contra Odesa, la perla del mar Negro, que dejó al menos cinco muertos -entre ellas un bebé de tres meses- y 18 heridos, según el asistente presidencial Andrii Yermak.

“Odesa”. Cinco muertos y 18 civiles ucranianos heridos. Estos son solo los que se han encontrado. Y probablemente haya más”, señaló Yermak, citado por la agencia Ukrinform, en su cuenta de Telegram.

Conflicto_Rusia_Ucrania

La ONU confirma el asesinato de unos 50 civiles en Bucha

Leer más

Agregó que “entre los muertos hay un bebé de tres meses, un bebé que debía celebrar su primera Pascua con sus padres”. “No hay nada sagrado. Nada en absoluto. El mal será castigado”, advirtió.

Las Fuerzas Armadas ucranianas han corroborado el ataque y han explicado que dos misiles alcanzaron una instalación militar y dos edificios residenciales. La defensa aérea destruyó otros dos aparatos que también tenían como objetivo la ciudad.

No tengo miedo a reunirme con Putin si eso lleva a un acuerdo de paz entre Rusia y Ucrania.

Volodímir Zelenski,
presidente de Ucrania

El gobernador ucraniano de Lugansk (este), Serguéi Gaidai, también denunció intensos bombardeos en la provincia, que han matado a dos civiles y herido a otros dos en la ciudad de Zolote. Además, las tropas del Kremlin han reanudado la ofensiva contra la acería de Azovstal, último bastión de la resistencia ucraniana en la sitiada Mariúpol (sudeste).

“El enemigo está tratando de sofocar definitivamente la resistencia de los defensores de Mariúpol en la zona de Azovstal. Han reanudado los ataques aéreos sobre el territorio de la planta, sobre la zona de defensa de nuestras tropas, y están intentando llevar a cabo acciones de asalto”, informó Oleksiy Arestovych, asesor del jefe de la Oficina de la Presidencia ucraniana durante una sesión informativa, citado por la agencia Ukrinform.

Putin recibirá el próximo martes a Guterres para hablar de Ucrania.

Putin recibirá el próximo martes a Guterres para hablar de Ucrania

Leer más

Aseguró que los defensores de la ciudad están resistiendo a pesar de la difícil situación y que las tropas ucranianas incluso están llevando a cabo contraataques.

Según la agencia Ukrinform, en la planta Azovstal se encuentran unos mil civiles y militares ucranianos, de los cuales unos 500 están heridos.

Las autoridades ucranianas exigen a los rusos un corredor humanitario urgente desde la planta siderúrgica. Unos 120.000 civiles continúan en la sitiada Mariúpol.

Por su parte, Petro Andryushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, señaló que los ocupantes están “limpiando” de cadáveres los escombros del teatro de la ciudad, bombardeado por las tropas rusas.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, asegura que Ucrania abandonará las negociaciones de paz si Rusia mata a los soldados ucranianos que permanecen atrincherados en la acería de Azovstal, la última resistencia de Mariúpol, asediada por las tropas rusas desde hace semanas y en una situación de crisis humanitaria.

Zelenski anunció que el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, viajarán a Kiev hoy para reunirse con el presidente ucraniano y discutir qué tipo de ayuda militar necesita para combatir la invasión de Rusia.

Un referéndum ruso en Jerson

Ucrania se retirará de las conversaciones de paz en caso de que Rusia celebre un "referéndum" en Jerson y de que las tropas rusas acaben con los defensores de la ciudad sitiada de Mariúpol, en el sudeste del país, declaró hoy el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

"Si destruyen a nuestra gente en Mariúpol, si se proclama un pseudoreferéndum en nuevas pseudorepúblicas, Ucrania se retirará de cualquier proceso de negociación", dijo Zelenski en una rueda de prensa, citado por la agencia Unian.

Agregó que los ucranianos que se encuentran todavía en los territorios ocupados deben estar sobre aviso, no ayudar a los ocupantes que se presenten en sus domicilios y no facilitarles ningún dato.

Agregó que "esto impide definitivamente el fin de la guerra por la vía diplomática", es "definitivamente un paso equivocado por parte de Rusia" y "demuestra que todo lo ocurrido hasta este momento, todas estas sesiones de los grupos diplomáticos, son una ficción y un teatro político con actores muy malos".

Los ocupantes rusos tienen intención de celebrar un "referéndum" sobre la creación de una prorrusa "República Popular de Jerson", inicialmente previsto entre el 1 y el 10 de mayo, pero después se cambió la fecha y podría incluso avanzarse al próximo miércoles, 27 de abril.

Alrededor del 40 % de los residentes de Jerson ya han abandonado la ciudad.