Rusia anuncia retirada de algunas de sus tropas cerca de Ucrania

  Mundo

Rusia anuncia retirada de algunas de sus tropas cerca de Ucrania

Putin asegura que no quiere una guerra con Europa. EE.UU. y Francia dicen que es una buena señal, pero piden cautela. 

Russia
Vehículos blindados de combate rusos cargados en los vagones comenzaron a regresar ayer de los ejercicios a sus bases militares. EFEEFE

Rusia anunció ayer la retirada de algunas unidades militares de la frontera con Ucrania, pero mantuvo sus exigencias a EE.UU. y la OTAN, que implican, en primer lugar, un veto inequívoco a la entrada de Kiev en el bloque euroatlántico.

El anuncio sobre el regreso a las bases de parte de los militares desplegados cerca de la frontera ucraniana coincidió con la visita a Moscú del canciller alemán Olaf Scholz y su reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin.

El líder ruso confirmó la retirada parcial de tropas ante Scholz, pero subrayó que los futuros pasos de Rusia dependerán de la situación “sobre el terreno”.

“¿Cómo va a actuar Rusia? Según el plan. ¿Y de qué se compone ese? De la situación real en el terreno”, dijo, para añadir: ¿Quién puede decir cómo se desarrollará la situación? Nadie, por ahora. Depende no solo de nosotros”.

Biden

EE.UU. advierte de "consecuencias" si Rusia reconoce a separatistas del Donbás

Leer más

Vladímir Putin aseguró que Rusia no quiere una guerra en Europa. “¿Si queremos una guerra en Europa? Por supuesto que no”, dijo el jefe del Kremlin al comentar la tensión actual en la frontera entre Rusia y Ucrania.

Putin dijo que su generación ha sido testigo de un conflicto armado en Europa, en alusión a la guerra de Yugoslavia.

“Hemos sido testigos de la guerra en Europa desatada por el bloque de la OTAN contra Yugoslavia. Una gran operación militar con bombardeos de una de las capitales europeas, Belgrado”, afirmó.

Agregó que precisamente para evitar una nueva guerra Rusia ha iniciado negociaciones acerca de la seguridad europea, cuyo resultado debe ser un acuerdo que responda a los intereses de todas las partes.

Por el momento, dijo, Moscú no ha recibido una respuesta constructiva de Occidente, pero continúa abierta al diálogo, siempre y cuando este atienda las principales preocupaciones de seguridad rusas, que incluyen la no ampliación de la OTAN hacia el este y el rechazo al despliegue de sistemas de ataque cerca de las fronteras rusas.

Tanto Putin como Scholz coincidieron en que los Acuerdos de Minsk para el Donbás son sumamente importantes para una desescalada en Ucrania. Putin también comentó la petición de los diputados rusos para el reconocimiento de las repúblicas separatistas del este ucraniano y afirmó que Moscú apuesta de momento por los acuerdos de Minsk.

Kiev advirtió ayer que el posible reconocimiento por parte de Rusia de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk significarían la salida de Rusia del proceso de Minsk.

EE.UU. advirtió de que habrá “consecuencias” económicas contra Rusia si Moscú reconoce la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, tal y como pidió la Duma.

Mientras tanto Ucrania afirmó ayer que se creerá la retirada de algunas unidades militares rusas de sus fronteras cuando lo vea con sus propios ojos.

La mayoría de los países pidieron cautela ante el anuncio ruso, como Francia y EE.UU., que coincidieron que es una buena señal, pero apuntaron que se debe verificar.

Ucrania denunció ayer ciberataques contra páginas de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y bancos estatales, según el Centro para la Seguridad de la Información. Durante las últimas horas, Privatbank estuvo bajo un ataque masivo de DoS (de denegación de servicio). También hay fallos en el Banco Estatal de Ahorros de Ucrania, o Oschadbank y los sitios del Ministerio de Defensa.