El presidente Ramaphosa consideró dimitir por la corrupción en Sudáfrica

  Mundo

El presidente Ramaphosa consideró dimitir por la corrupción en Sudáfrica

Reveló que cuando ocupaba la Vicepresidencia (2009-2018) pensó en irse, pero se quedó para luchar desde adentro contra la inmoralidad

cioru
El presidente sudafricano reveló que cuando era vicepresidente pensó en renunciar ante tanta corrupción.Canva

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, afirmó hoy que pensó en dimitir cuando ocupaba la Vicepresidencia del país bajo el mando de Jacob Zuma (2009-2018) por la extendida corrupción en el aparato estatal, pero prefirió quedarse para combatirla desde dentro.

sudafrica

Aumenta a 276 el balance de muertes por los pasados disturbios en Sudáfrica

Leer más

"Tenía cinco opciones: dimitir, levantar la voz, consentir y ser cómplice, permanecer y quedarme en silencio o permanecer y resistir", aseguró el mandatario al testificar este miércoles ante la comisión de investigación oficial creada para estudiar la presunta corrupción sistémica durante el gobierno de Zuma.

"La primera opción disponible era dimitir del Ejecutivo (donde ocupó la Vicepresidencia entre 2014 y 2018). Aunque esto me hubiera ganado las alabanzas de muchos círculos, habría impedido significativamente mi capacidad de contribuir a llevar a su fin la captura del Estado", defendió.

Esta afirmación fue uno de los argumentos clave esgrimidos por Ramaphosa al testificar hoy nuevamente en Johannesburgo ante el juez Raymond Zondo, número uno en funciones del Poder Judicial sudafricano y presidente de la denominada Comisión de Investigación del sonado escándalo conocido como la "Captura del Estado".

La comparecencia, que duró más de siete horas y continuará mañana, se centró en aclarar si el actual presidente y entonces vicepresidente sabía o tomó parte de los presuntos actos corruptos que guiaron las acciones de gobierno durante esa época, desde la designación de ministros hasta el funcionamiento de las ahora arruinadas empresas públicas.

talibanes

Los talibanes capturan la séptima capital provincial afgana en una semana

Leer más

Pese a su papel de número dos del Ejecutivo por aquel entonces, Ramaphosa negó haber tenido conocimiento o pruebas de muchas de las irregularidades que investiga la comisión y trató de resaltar sus esfuerzos para poner fin a la Captura del Estado, especialmente desde su asunción presidencial tras la dimisión forzada de Zuma en 2018.

No todas sus respuestas escudadas en el desconocimiento dejaron satisfechos a los interrogadores, pero pese a ello Ramaphosa buscó mantener un tono calmado y afable.

La citación de hoy y mañana da continuidad a otra doble comparecencia ya realizada por el jefe de Estado el pasado abril.

En aquellas jornadas, Ramaphosa llegó a reconocer, por ejemplo, que su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA, gobernante en Sudáfrica desde la llegada de la democracia en 1994), no hizo lo suficiente para combatir la corrupción rampante.

La denominada Comisión de Investigación de la Captura del Estado busca aclarar si durante el gobierno del expresidente Zuma el sistema público sudafricano funcionó como un engranaje para beneficiar de forma fraudulenta al poder y a empresarios afines.