La estatuafobia se extiende por el mundo

  Mundo

La estatuafobia se extiende por el mundo

Monumentos considerados símbolos del racismo han comenzando a ser derribados, principalmente en Estados Unidos y Reino Unido  

Racismo
El ayuntamiento de la ciudad británica de Bristol recuperó  la estatua de Edward Colston, que fue derrocada y lanzada al río Avon el pasado domingo por manifestantes del movimiento Black Lives MatterHANDOUT / EFE

La Policía de Nueva York tenía este jueves desplegado un operativo para vigilar la icónica estatua de Cristóbal Colón que preside la rotonda conocida como Columbus Circle, en una zona comercial de Manhattan colidante con Central Park, tras los ataques a otros monumentos en Estados Unidos con motivo de las manifestaciones antirracistas.

000_1T67YC

Reino Unido, nuevo epicentro en la lucha contra el racismo

Leer más

Tras las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis, algunos manifestantes en distintos puntos de EE.UU. están derribando o vandalizando estatuas polémicas, sobre todo de líderes confederados que apoyaban la esclavitud.

No obstante, los ataques también se están haciendo extensivos a las estatuas de Cristóbal Colón y otros exploradores, en solidaridad con los pueblos indígenas y a medida que el foco sobre la injusticia racial que han propiciado las protestas nacionales por la muerte de Floyd incluye a otras minorías.

A ese respecto, el gobernador del estado, Andrew Cuomo, de ancestros italianos, afirmó este jueves en una rueda de prensa "entender los sentimientos contra Colón y respecto a algunos de sus actos", si bien defendió que la estatua del explorador "representa el legado y la contribución de los italoamericanos" al país, al ser preguntado por la ola de vandalismo contra su figura.

En Miami, los manifestantes han vandalizado con pintura roja una estatua de Cristóbal Colón, junto a otra de Juan Ponce de León; en Richmond, en el estado de Virginia, la derribaron y quemaron y pintaron en su base que "Colón representa el genocidio"; en Boston la "decapitaron" tras ser objeto de otros ataques, y en Texas la pintaron. Siete personas fueron detenidas, según informó la Policía este jueves.

La estatua de Colón en Nueva York, que se sitúa frente al Hotel Trump y en la tarde del miércoles ya estaba vigilada por la policía, ha sido objeto de polémica en otras ocasiones y diferentes plataformas han llamado a que se catalogue como símbolo de odio, se desmonte o se reubique, lo que ha generado malestar entre la comunidad italoamericana.

REINO UNIDO

La estatua del exmilitar británico Robert Baden-Powell, fundador en 1908 del movimiento juvenil de los Boy Scouts, ha sido retirada temporalmente de la localidad costera inglesa de Poole Quay para prevenir ataques, en medio de las protestas antirracistas que proliferan en el Reino Unido.

La medida se ha producido después de que el pasado domingo un grupo de manifestantes derribara y tirara al río la polémica estatua del comerciante de esclavos Edward Colston en Bristol (oeste de Inglaterra).

En la ciudad de Oxford, cientos de manifestantes pidieron el pasado martes  la retirada del monumento al magnate imperialista Cecil Rodhes, situado frente al prestigioso Oriel College universitario, mientras que también hubo protestas en el centro de Londres y otras ciudades británicas.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció que el Ayuntamiento creará una comisión para revisar que las calles y los monumentos reflejen la diversidad de la ciudad y retirar los que estén relacionados con la esclavitud.

BÉLGICA

La estatua ecuestre del rey Leopoldo II (1835-1909) ubicada en la plaza de Trône de Bruselas ha amanecido con numerosas pintadas antirracistas el pasado miércoles, solo tres días después de la manifestación de este domingo en la capital belga en recuerdo de George Floyd.

Sobre el busto del exmonarca puede leerse la inscripción "BLM", por el movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan), así como la frase "Este hombre mató a 15 millones de personas", en referencia a las numerosas muertes causadas durante su presencia colonial en El Congo entre los años 1885 y 1909.

Los autores de estas pintadas también escribieron sobre el pecho de la imagen ecuestre un gran "Perdón", supuestamente en referencia a su actuación en la colonia africana.

Durante la manifestación del pasado domingo, en la que se reunieron más de 10.000 personas, algunos manifestantes se subieron a la estatua con una bandera de la República Democrática del Congo y ya se realizaron algunas pintadas en las que podía leerse la palabra "asesino".

FRANCIA

Mientras las estatuas de traficantes de esclavos y figuras colonialistas son derribadas con ira en el mundo, la ciudad francesa de Burdeos, antiguo puerto esclavista, intenta informar al público con una estrategia diferente.

La ciudad, en el suroeste, ha trabajado durante años sobre su pasado esclavista, y esta semana fijó en cinco calles nuevas placas en que los nombres de traficantes de esclavos están acompañados de una contextualización histórica.

"Seguramente esto resuena por la actualidad, en momentos en que derriban estatuas en todo el mundo", señaló Marik Fetouh, vicealcalde bordelés, encargado de igualdad y lucha contra la discriminación.

En la calle David Gradis (1665-1751), por ejemplo, una placa explica que armó diez barcos para el tráfico de esclavos y que compró un terreno que se convirtió en el primer cementerio judío de Burdeos. "Es por ello que sus descendientes también fueron bordeleses notables, y se puso su nombre a esta calle".