Mundo

Reino Unido, nuevo epicentro en la lucha contra el racismo

Los ayuntamientos laboristas retirarán las estatuas esclavistas, tras las protestas en Londres por la muerte de George Floyd en Estados Unidos.

000_1T67YC
Una captura de un video muestra el momento en que la estatua del propietario de esclavos escocés Robert Milligan es retirado del West India Quay, en LondresAFP

El Ayuntamiento de Londres y otros consistorios laboristas del Reino Unido revisarán sus estatuas a comerciantes de esclavos a fin de sustituirlas por monumentos que reflejen la diversidad racial y cultural del país, mientras siguen las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd el 25 de mayo en Estados Unidos.

protestas antirracistas europa

Ola de manifestaciones antirracistas sacude a Europa

Leer más

En la capital británica, el pasado martes se retiró de su pedestal la estatua del escocés Robert Milligan, que estaba en frente del Docklands Museum, cerca del río Támesis, para reflejar "el sentir de la comunidad", explicó la Fundación del Canal y el Río.

La iniciativa se ha producido después de que el pasado domingo un grupo de manifestantes derribara y tirara al río la polémica estatua del comerciante de esclavos Edward Colston en Bristol (oeste de Inglaterra).

En la ciudad de Oxford, cientos de manifestantes pidieron este martes la retirada del monumento al magnate imperialista Cecil Rodhes, situado frente al prestigioso Oriel College universitario, mientras que también hubo protestas en el centro de Londres y otras ciudades británicas.

Protestas-Estados Unidos-Brutalidad Policial.

Minneapolis y Nueva York prohíben los estrangulamientos policiales tras la muerte de George Floyd

Leer más

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció que el Ayuntamiento creará una comisión para revisar que las calles y los monumentos reflejen la diversidad de la ciudad y retirar los que estén relacionados con la esclavitud.

La Comisión para la Diversidad en el Ámbito Público se encargará de comprobar todos los puntos emblemáticos, incluidos murales, obras de arte callejero, nombres de calles, estatuas y otros monumentos, para después hacer una "serie de recomendaciones" y establecer mejores prácticas.

“Es una verdad incómoda que nuestra nación y nuestra ciudad le deben gran parte de su riqueza a su papel en el comercio de esclavos y, si bien esto está reflejado en el ámbito público, la contribución de muchas de nuestras comunidades a la vida de nuestra capital ha sido deliberadamente ignorada”, dijo.

Londres debe asegurarse de dar espacio a “los logros y la diversidad de todos” y también “cuestionar qué legados se celebran”, destacó.

La comisión se inaugurará después de que en los últimos días hayan tenido lugar multitud de concentraciones pacíficas contra el racismo en varias ciudades del Reino Unido, en repulsa por el asesinato de Floyd a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis.

Los manifestantes siguen saliendo a las calles, muchos de ellos con guantes y mascarillas protectoras, a pesar de las advertencias de las autoridades, que instan a no participar en protestas por el riesgo de infección del coronavirus.