El papa Francisco: "los perros y los gatos ocupan el puesto de los hijos"

  Mundo

El papa Francisco: "los perros y los gatos ocupan el puesto de los hijos"

El pontífice pide a las autoridades simplificar el procedimiento necesario para que se pueda cumplir el sueño de los niños, de tener una familia

papa
El pide dice que no hay que tener miedo de elegir la vía de la adopción. / EFEEFE

El papa asegura que, en un momento en el que las mascotas "ocupan el puesto de los hijos", la adopción "está entre las formas más altas de amor" e instó a las autoridades a aligerar los trámites para esta manera de acceder a la paternidad y la maternidad.

"Deseo que las instituciones estén siempre listas para ayudar, vigilando con seriedad pero también simplificando el procedimiento necesario para que se pueda cumplir el sueño de tantos pequeños que necesitan una familia y de tantos esposos que desean donarse en el amor", dijo Francisco.

Papa Francisco

El papa anima a la responsabilidad frente al individualismo en la pandemia

Leer más

Ante las decenas de personas reunidas en el Aula Pablo VI del Vaticano para escucharle durante la audiencia contó con un sorprendente número circense, el pontífice reflexionó sobre la figura de San José y la paternidad.

"Los perros y los gatos ocupan el puesto de los hijos. Este renegar de la paternidad nos quita humanidad, la civilización se hace más vieja", dijo Francisco antes de citar a alguien que se preguntaba: "¿Quién pagará los impuestos de mi pensión si no hay hijos? ¿Quién cuidará de mí?".

"Pido a San José que mueva las conciencias para tener hijos" que son "la plenitud de la vida de una persona", dijo antes de asegurar que "tener un hijo es siempre un riesgo, pero aún mas lo es no tenerlo" y que nuestra civilización hoy "es un poco huérfana", un sentimiento "que nos hace mucho daño".

En ese sentido, se refirió a la adopción, cuyo "vínculo no es secundario" sino que "este tipo de elección está entre las formas más altas de amor y de paternidad y maternidad. ¡Cuántos niños en el mundo esperan que alguien cuide de ellos! Y cuántos cónyuges desean ser padres y madres".

"No hay que tener miedo de elegir la vía de la adopción, de asumir el 'riesgo' de la acogida. Deseo que las instituciones estén siempre listas para ayudar en este sentido, vigilando con seriedad pero también simplificando el procedimiento necesario para que se pueda cumplir el sueño de tantos pequeños que necesitan una familia, y de tantos esposos que desean donarse en el amor", pidió.