Mundo

La ONU denunció que el conflicto se reaviva en ciudad donde empezó la guerra de Siria

Zonas residenciales, que están siendo bombardeadas de forma indiscriminada tanto por el Ejército sirio como por fuerzas rebeldes

siria
El conflicto de Siria dura ya una década y cada vez se complica más.EFE

La ONU denunció hoy una nueva escalada de violencia en Siria, concretamente en la provincia de Deraà, donde en 2021 empezó la revuelta popular contra el régimen de Bachar al Asad, que la reprimió brutalmente dando paso a diez años de una guerra civil que aún no cesa.

El presidente de EEUU, Joe Biden (d) y el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi, en un momento de la reunión que mantuvieron el lunes en el despacho oval de la Casa Blanca.

El fin de la misión de combate de EE.UU. en Irak deja un vacío y temores

Leer más

Los enfrentamientos han llegado a zonas residenciales, que están siendo bombardeadas de forma indiscriminada tanto por el Ejército sirio como por fuerzas rebeldes, en el peor momento de violencia que vive Deraà (sur de Siria) desde 2018, según la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

"Lo que empezamos a saber de lo que sucede en Deraà y otras localidades vecinas pone en evidencia el riesgo para los civiles, que están expuestos a combates y violencia, y que de hecho están bajo un asedio", declaró la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

El asedio ocurre en la medida en que la única carretera de acceso a Deraà está actualmente controlada por el Ejército leal al Gobierno de Al Asad.

Según Bachelet, los movimientos de los residentes de Deraà están restringidos por los numerosos puestos de control y por los tanques estacionados en las calles. Además, los civiles están siendo víctimas de confiscaciones y robos de sus propiedades.

Esta escalada de violencia empezó a finales de julio y siguió a varias semanas de tensión, durante las cuales el gobierno impuso fuertes controles en las carreteras de acceso y salida de Deraà, que antiguamente era un bastión rebelde.

biden 1

Biden concede un "refugio seguro" temporal en EE.UU. a residentes de Hong Kong

Leer más

El objetivo era presionar a miembros de grupos armados que se encontraban allí para que se rindieran, entregaran sus armas y se trasladaran a la provincia de Idleb, en el norte del país, un territorio al que los milicianos de distintos grupos han aceptado ir en los últimos años.

Hace tres años se había logrado un alto el fuego en Deraà gracias a varios acuerdos con grupos armados en los que Rusia actuó como intermediario.