La ola de calor dispara los termómetros en España

  Mundo

La ola de calor dispara los termómetros en España

La temperatura llega hasta los 43-44 grados. La OMS aconseja evitar las salidas y usar protectores. Buscar siempre la sombra y usar gafas de sol

El calor no da tregua (8350203)
 Unos turistas descansan sentados a la sombra junto a los Reales Alcázares de Sevilla hoy martes 14 de junio de 2022 bajo la intensa ola de calor que mantiene en alerta a toda España, . EFE/Julio Muñoz

La intensa ola de calor, que mantiene en alerta a toda España, salvo Asturias (norte) y Canarias, no da tregua y continuó ayer con temperaturas cuyos termómetros llegan hasta los 43-44 grados en zonas del valle del Guadalquivir (sur) y entre 43-42 grados en el valle del Guadiana.

En el resto del país alcanzan los 40 grados en áreas cercanas a los valles del Tajo y del Ebro, como en Zaragoza (noreste), Toledo (centro) y Madrid, mientras que se superan los 36 grados en amplias regiones peninsulares, excepto en las costas del norte peninsular y en puntos del Mediterráneo.

Somalia

Hasta 1.200 millones de personas están en riesgo alto de sufrir calor extremo

Leer más

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los valores diurnos se encuentran entre “7 y 12 grados” por encima del promedio normal para esta época del año, es decir, se sitúan entre el 5 por ciento de las temperaturas más altas medidas en estas fechas.

Durante este episodio temprano de calor las temperaturas mínimas son también elevadas, con valores entre los 20 y los 25 grados en amplias zonas del sur y zona centro, y según datos de la Aemet, la madrugada de ayer fue muy cálida, con valores entre “4 y 13 grados” por encima de lo normal en amplias zonas de la península.

Desde la Agencia de Meteorología han alertado de la posibilidad de tormentas dispersas en el interior peninsular en todas las provincias de la comunidad de Aragón, en las provincias de Soria y Lleida, y en la Ibérica riojana, sobre todo por las tardes, y que pueden estar acompañadas de granizo y fuertes rachas de viento, aunque no es probable que produzcan lluvias intensas.

Asimismo, estas tormentas pueden favorecer un descenso transitorio de temperaturas allí donde se produzcan y que, por tanto, los valores máximos no alcancen registros previstos tan elevados en esas zonas.

Se prevé que hoy las temperaturas bajen por el día en áreas del Cantábrico -norte- y en el interior este de Andalucía (sur), pero subirán en el oeste de Galicia y de la meseta Norte, así como en el Ebro e interior de Cataluña y de Valencia, y se estima que se superen de nuevo los 40 grados en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

A partir del viernes es posible que haya un “descenso significativo” de las temperaturas en la mitad occidental peninsular, manteniéndose los valores muy elevados en la mitad oriental, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Las temperaturas excesivamente cálidas de los océanos “impulsadas por el cambio climático son la nueva normalidad” -agrega el documento- y estos extremos de calor aumentan el riesgo de colapso de ecosistemas marinos cruciales.

La mayor parte de los océanos han experimentado calor extremo desde 2014

Leer más

No obstante, para esos días la incertidumbre continúa elevada debido a la presencia de una Dana (depresión aislada en niveles bajo) que se situará cerca de Madeira (Portugal) y cuyo desplazamiento a la península no se puede determinar con precisión, por lo que no se puede definir de forma clara el final de esta ola de calor.

Ante esta situación de calor, Protección Civil y Emergencias ha alertado también de altas temperaturas y por riesgo extremo de incendios forestales.

Otro de los factores atribuidos al calor extremo es el índice de radiación ultravioleta. Según la Organización Mundial de la Salud, aconsejan evitar o limitar las salidas durante las horas centrales del día, utilizar crema solar, buscar siempre la sombra y usar gafas de sol que protejan contra las radiaciones ultravioleta A y B.