Naciones Unidas declara su repulsa ante el nuevo código de vestimenta y conducta talibán para las mujeres

  Mundo

Naciones Unidas declara su repulsa ante el nuevo código de vestimenta y conducta talibán para las mujeres

Sospecha que el edicto es prácticamente "una directiva formal" y acusa a los fundamentalistas de traicionar sus promesas de libertad

mujeres
Las mujeres en Afgaanistán siguen sojuzgadas por los talibanes, quienes hoy gobiernan el país.cortesía

Naciones Unidas ha repudiado el nuevo código de vestimenta y conducta femeninas anunciado este sábado por los talibán afganos que, según sospecha la ONU, se trata de una obligación más que una recomendación formal, y ha acusado al movimiento fundamentalista de traicionar sus compromisos de libertad adoptados tras reconquistar el país en agosto del año pasado.

El edicto proclamado por el líder talibán, Hibatulá Ajunzadá, decreta castigos para las mujeres que no se cubran el rostro cuando estén fuera de casa. Según los talibán, la nueva orden no obliga al uso de una prenda determinada, pero sí recomienda expresamente el burka, símbolo de la represión del anterior régimen talibán entre 1996 y 2001.

Policías escoltan a Frank James, prinicpal sospechoso del tiroteo en el Metro de Nueva York, este 13 de abril de 2022.

Imputado por terrorismo el acusado de abrir fuego el mes pasado en el metro de Nueva York

Leer más

De todas formas, la premisa general es que si las mujeres no tienen nada importante que hacer, "mejor que se queden en casa".

Ante la ambigüedad de este lenguaje, Naciones Unidas entiende, según la información recibida por su misión en el país, la UNAMA, que los talibán han lanzado "una directiva formal en lugar de una recomendación", y como tal será "aplicada y defendida".

Para la UNAMA, "esta decisión contradice numerosas garantías sobre el respeto y la protección de los Derechos Humanos de todos los afganos, incluidos los de las mujeres y las niñas, que los representantes de los talibán proporcionaron a la comunidad internacional durante los debates y negociaciones de la última década".

La ONU recuerda que "la comunidad internacional ha estado ansiosa por recibir señales de que los talibán están listos para tener relaciones positivas con el resto del mundo" y que decisiones como ésta, o la adoptada hace seis semanas de posponer la educación secundaria para las niñas afganas "podría tensar aún más el compromiso con la comunidad internacional".

Por todo ello, la UNAMA solicitará de inmediato una reunión con las autoridades talibán para buscar aclaraciones sobre el impacto de esta decisión, y anuncia que "también participará en consultas con miembros de la comunidad internacional sobre sus implicaciones".