Mundo

Las misiones de médicos cubanos equivalen a una esclavitud moderna, afirma el Parlamento Europeo

El organismo calificó también a estas misiones en el extranjero como trata de personas y aprobó una condena. En Ecuador también estuvieron

misiones
Las misiones de médicos cubanos enviados a servir a otras naciones son mal vistas por el Parlamento de Europacortesía

Están en países aliados de Cuba como Venezuela y Bolivia. También estuvieron en el Ecuador durante el Gobierno de Rafael Correa y en los primeros años del régimen de Lenín Moreno. Hoy el Parlamento Europeo acaba de aprobar una resolución en la que condena las condiciones de explotación que padecen los médicos cubanos enviados al extranjero a través de las misiones.

pexels-juan-pablo-serrano-arenas-1161268

ONU recibió 387 denuncias de abusos sexuales por parte de su personal en 2020

Leer más

Impulsada por el grupo conservador del Partido Popular Europeo junto a los liberales y eurodiputados de extrema derecha, la resolución recibió el visto bueno de la mayoría de la cámara en Estrasburgo con 386 votos a favor, 236 en contra y 59 abstenciones.

En ella, los eurodiputados señalan que, desde la aplicación del primer acuerdo bilateral entre La Habana y la Unión Europea en 2017, Cuba “no ha registrado avances concretos” en materia de derechos humanos, libertades fundamentales, condiciones económicas y sociales, y derechos y libertades civiles de sus ciudadanos.

También lamentan que el régimen haya “intensificado su represión y las violaciones de los derechos humanos” y lo acusa de haber “reprimido y aplastado brutalmente” los intentos de resistencia y manifestaciones pacíficas producidos recientemente.

El documento condenó “las violaciones sistémicas de los derechos humanos y laborales cometidas por el Estado cubano contra su personal sanitario enviado a prestar servicios en el extranjero en misiones médicas”.

Médicos, supuestos esclavos

cuba

Cuba deplora cierre consular de EE.UU. en medio de un repunte de balseros

Leer más

Señalan que estas misiones entran en la clasificación de trata de personas y esclavitud moderna, debido a las jornadas extendidas de más de 12 horas, y la falta de un salario, que es retenido hasta su regreso a Cuba y del que solo se les otorga entre el 5% y 25% de lo que debería, pues el resto queda en manos del régimen.

Los eurodiputados mantienen la presión contra Cuba por la detención de opositores y lamentan que la implementación de un Acuerdo de Diálogo con la Unión Europea no haya permitido resultados “tangibles” para la sociedad civil en la isla.