Mundo

Coronavirus: mil millones de personas confinadas en el mundo

Los países tratan de frenar la fuerza contagiosa de la COVID-19 con restricciones drásticas.

Coronavirus
Bomberos de Aranjuez dibujaron con mangueras en el suelo el mensaje "Quédate en casa", como iniciativa para recomendar a la población máxima prudencia en este periodo de aislamiento en España.efe

Cerca de mil millones de personas pasan el fin de semana confinadas por el coronavirus que ya se ha cobrado más de 11.400 vidas en el mundo, mientras estados estadounidenses y países latinoamericanos implementan medidas ya impuestas en algunas regiones de Europa.

coronavirus-italia-muertos-covid-19

Coronavirus en Italia: van 4.825 muertos de COVID-19, 793 más en un día

Leer más

Desde Chile a Madrid, pasando por París o Nueva York, la pandemia, surgida en diciembre en China, ha dado un vuelco completo a la vida del planeta.

Los países tratan de frenar la fuerza contagiosa de la COVID-19 con restricciones drásticas a los movimientos de poblaciones enteras, el cierre de escuelas, fábricas y negocios, e imponiendo el teletrabajo.

En total, la epidemia ya ha provocado 12.592 muertos en el mundo y 271.660 personas infectadas, según el último balance de la AFP.

Por tercer día consecutivo, China continental, donde se reportó por primera vez el nuevo coronavirus en diciembre, no registró ningún nuevo contagio, lo que supone un rayo de "esperanza para el resto del mundo", según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con 4.825 muertos, Italia es ya el país con mayor número de víctimas. El índice de mortalidad en el país es del 8,6% de los casos confirmados.

Fue el primer país del Viejo Continente que ordenó el confinamiento de toda la población hace más de 10 días y este fin de semana sigue reforzando sus medidas antes los estragos de la pandemia.

En número de víctimas mortales, a Italia y China (3.255) le siguen Irán (1.556), España (1.326), Francia (450) y Estados Unidos (260).

En total, más de 900 millones de personas en cerca de 35 países están afectadas por las restricciones de movimiento. De ellas, unos 600 millones en 22 países tienen orden de confinamiento obligatorio, como en Francia, España o Italia, donde se imponen multas a los que desobedecen.

En América Latina, Bolivia ordenó a los ciudadanos quedarse en casa desde el domingo, y Colombia dijo que comenzaría el aislamiento obligatorio a partir del martes.

coronavirus

Coronavirus: qué debes comprar en el supermercado

Leer más

Desde el sábado, las playas de Río de Janeiro estarán prohibidas para los amantes del sol, lo que generó preocupación en los vendedores ambulantes, que no saben cómo van a sobrevivir con un apoyo gubernamental limitado.

Guatemala por su parte anunció la aplicación de un toque de queda parcial para frenar el avance del virus, que ha provocado 17 contagios, entre ellos un fallecido.

En otros países, como México, cuyas autoridades se resisten a tomar medidas drásticas para enfrentar la pandemia de COVID-19, muchos han decidido tomar las riendas y protegerse a sí mismos de la amenaza del virus. En Venezuela, los ciudadanos improvisan brebajes y protecciones ancestrales a falta de curas y remedios accesibles a sus bolsillos.

Coronavirus
Cientos de personas disfrutaron de la playa  Bondi Beach, en Sydney, a pesar de la pandemia de coronavirus,  EFE

Serios frente a egoístas

Después de 25 casos en Australia vinculados al festejo de una boda en el sur de Sídney, las autoridades adoptaron medidas que asestan un duro golpe a esta floreciente industria y obligan a inconsolables parejas a anular sus bodas.

Las autoridades cerraron el sábado la célebre playa de Bondi Beach en Sídney, llena pese a la prohibición de reuniones de más de 500 personas. El número total de casos en Australia ya supera los 1.000.

¿El mundo está cortado en dos, entre la gente seria que se toma al pie de la letra las recomendaciones y los egoístas que no piensan más que en ellos?

No. Hay muchos indecisos, generalmente mayoritarios, dice Angela Sutan, profesora de economía de la Burgundy School Business. Estos últimos pueden ser "los más peligrosos": "Si se dan cuenta de que los otros no cooperan, ellos tampoco lo hacen", apunta.