Mundo

Manaos sigue cubierta por el humo de los incendios

La mayor ciudad de la Amazonía brasileña sufre por los fuegos en los bosques y una intensa ola de calor

Brasil Amazonía
Fotografía aérea de un incendio forestal en Iranduba, región metropolitana de Manaos (Brasil).EFE

Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía brasileña, continuaba este jueves 21 de septiembre cubierta en varios puntos por el humo de los incendios provocados por los deforestadores y por la intensa ola de calor en el más extenso bosque tropical del mundo.

En los primeros 20 días de septiembre se registraron 5.186 focos de incendio en el estado brasileño de Amazonas (norte), del que Manaos es capital, un número en un 72,6 % superior al del mismo período del año pasado, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

LEA TAMBIÉN: India suspende visados para canadienses y marca a ese país como el nuevo enemigo

El registro supera el promedio para septiembre en toda la historia, que es de 3.003 focos de incendio.

Desde el miércoles de la semana pasada, el humo llegó a Manaos y los municipios de su región metropolitana, como Iranduba, uno de los más afectados y en el que algunas personas han tenido que ser internadas en hospitales por problemas respiratorios.

En las zonas rurales próximas a Manaos, se encontraban zarigüeyas, lagartos y caracoles gigantes muertos quemados.

Rusia Ucrania

Rusia lanza ataque masivo e intenta revertir avance ucraniano en el frente oriental

Leer más

El pasado 12 de septiembre, el Gobierno del estado de Amazonas declaró una situación de emergencia ambiental en cuatro municipios debido a la ola de incendios.

El Gobierno regional afirmó ese día que prevé que la sequía de este año sea "más prolongada y más intensa" que en años anteriores debido al impacto del fenómeno climático conocido como El Niño, que provoca una disminución de las lluvias en esta región.

El estado de Amazonas, el más extenso del país, incluye dentro de sus límites la mayor proporción de la Amazonía brasileña, que vive amenazada por la minería ilegal y el avance del sector agropecuario, que quema el bosque para ampliar sus áreas de cultivo o los pastizales.

Pese a vivir la última semana del invierno austral, Brasil se enfrenta a una ola de calor que se considera como una amenaza a la salud en nueve de los 27 estados del país y que se prevé es extenderá hasta el fin de semana y llevará las temperaturas a ser cinco grados superiores a la media histórica, alertó el martes el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet).

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!