Lukashenko controla la frontera con Polonia

  Mundo

Lukashenko controla la frontera con Polonia

El presidente de Bielorrusia impide el paso de los migrantes. Las patrullas garantizan la paz y la estabilidad de Europa

BIELORRUSIA
Migrantes reunidos en la frontera entre Bielorrusia y Polonia en la región de Grodno. /BELTA HANDOUTEFE

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ordenó ayer al Ministerio de Defensa y al KGB que garanticen la seguridad de la frontera con Polonia, donde se concentran más de 2.000 migrantes indocumentados y donde se pretende “provocar un conflicto”.

“El Ministerio de Defensa, el KGB, las tropas fronterizas (deben) garantizar el control sobre el movimiento de tropas de la OTAN y de Polonia”, dijo el mandatario en una reunión con miembros del Consejo de Ministros, según la agencia oficial Belta.

Polonia mantiene a 15.000 efectivos desplegados en la frontera con Bielorrusia, entre militares, Guardia Fronteriza, policías y reservistas, por la crisis que estalló el lunes por la llegada de miles de migrantes de Oriente Medio a la frontera con Polonia acompañados por efectivos de las fuerzas de seguridad bielorrusas.

Policía biolorrusa

Bielorrusia: cárcel para 11 opositores por participar en un “chat radical”

Leer más

“Se ve que ya hay 15.000 militares, tanques, vehículos blindados, helicópteros que vuelan junto a aviones. Fueron desplegados en la frontera y, más aún, sin avisar a nadie, aunque están obligados a hacerlo”, sostuvo Lukashenko.

El autoritario líder afirmó que ha surgido “una tendencia peligrosa” porque comenzaron “intentos de transferir armas y munición al campamento de migrantes”.

“¿Para qué esas armas? Quieren montar una provocación. Quieren que choquen nuestros guardias fronterizos militares con ellos. Por eso estamos obligados a controlar la situación en el perímetro para que no les envíen armas. Porque ahí hay kurdos. Y los kurdos son guerreros. Y cuando ellos (los polacos) los golpean, hieren, la gente está desesperada”, manifestó.

Lukashenko se refirió además a las nuevas sanciones que prepara la Unión Europea (UE) por lo que los Veintisiete consideran una “guerra híbrida” lanzada por el mandatario para desestabilizar el bloque comunitario, en respuesta a las restricciones impuestas por Occidente tras las fraudulentas elecciones presidenciales de 2020 y el aterrizaje forzoso de un vuelo europeo para detener a un disidente. Además lanzó otra advertencia a la UE en caso de que Polonia cierre la frontera.

“Si nos imponen sanciones adicionales, indigeribles e inaceptables para nosotros, debemos responder”, recalcó.

El jefe de Estado asimismo amenazó a Europa con cortar el paso al gas natural que va al Viejo Continente a través del gasoducto ruso Yamal-Europe.

Encargó además al Gobierno prestar asistencia a los refugiados que se encuentran en la frontera con Polonia, especialmente a las mujeres embarazadas y los niños.

Además, la Guardia Fronteriza polaca informó ayer de 468 nuevos intentos de cruzar ilegalmente la frontera de Polonia; mientras el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, garantizó que su país y los bálticos protegen la paz y estabilidad en Europa. A través de su cuenta de Twitter, la Guardia Fronteriza señaló que se emitieron órdenes de expulsión contra 42 ciudadanos extranjeros. Desde principios de año la Guardia Fronteriza registró más de 32.000 intentos de ingresar ilegalmente a territorio polaco desde Bielorrusia.