Mundo

Li Wenliang, el médico que denunció el coronavirus y al que la policía silenció

Por medio de un mensaje habló de un nuevo coronavirus. Desde el jueves, es uno de los contagiados de la neunomía china

Li Wenliang
WUHAN. El médico que denunció el contagio de siete pacientes, es desde el viernes pasado, uno de los casos de coronavirus.Twitter

El 30 de diciembre, a días de las celebraciones del Año de la Rata, que movió a millones de chinos en largos viajes, un mensaje por WeChat (popular aplicación de mensajería) enviado a un grupo de exestudiantes de medicina alertaba que siete pacientes de un mercado local de mariscos han sido diagnosticados con una enfermedad similar al SARS y puestos en cuarentena en un hospital.

Mascarillas2

Casi 200 dólares por una caja de mascarillas, pero, ¿resultan efectivas?

Leer más

El mensaje lo envió Li Wenliang, un médico de 34 años que trabaja, y ya les hablaba a sus excompañeros de una variedad de coronavirus.

Li, quien trabaja en un hospital de Wuhan, la ciudad central de China en el epicentro del brote mortal de coronavirus, les dijo a sus amigos que advirtieran a sus seres queridos en privado. Pero como ocurre en todo el mundo, nadie se guardó nada. En cuestión de horas, las capturas de pantalla con el mensaje de Li se volvieron virales, sin que su nombre estuviera borroso.

“Cuando los vi circulando en línea, me di cuenta de que estaba fuera de mi control y que probablemente sería sancionado”, dijo Li a la CNN.

Li comprendió que el Gobierno chino tomaría medidas. No se equivocó, como desvela ahora la CNN.

La policía de Wuhan acusó a Li de traficar rumores. Pero cuando todo se aceleró y no se sabe si como castigo Li fue uno de los médicos seleccionados para tratar el virus en su zona cero: Wuhan.

Mascotas-Coronavirus

Mascotas, las víctimas colaterales de la epidemia del coronavirus de Wuhan

Leer más

Ahora, Li es uno de los pacientes del área de cuidados intensivos, infectado por el virus del que alertó en diciembre pasado.

El alcalde de Wuhan ya pidió disculpas por no haber alertado del peligro, en lo que es una rara muestra de arrepentimiento de un líder chino. Sin embargo, cuando Li alertó del peligro la Comisión de Salud Municipal de Wuhan emitió un aviso sí, pero impidió que divulgar la información sin autorización.

Ni siquiera hablaron, como lo hizo Li, de coronavirus, sino de una neumonía desconocida.

Una visita silenciadora

Cuatro días más tarde de haber enviado el mensaje, Li recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta. En ella, lo acusaban de "hacer comentarios falsos" que habían "perturbado severamente el orden social". "Le advertimos solemnemente: si sigue siendo terco e impertinente, y continúa con esta actividad ilegal, será llevado ante la Justicia ¿se entiende?", narra la BBC.

Debajo, Li escribió: "Sí, entiendo".

Uno entre ocho

Li no fue el único. Hubo otras siete personas que la policía dijo que estaban siendo investigadas por "divulgar rumores". Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó. Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

Cómo se contagió

Desde el viernes, la información que llegaba desde Wuhan mencionaba que entre los nuevos contagiados había un médico. Ahora se conoce que ese médico es Li, el héroe que advirtió del peligro del coronavirus y al que nadie escuchó. En las primeras semanas de enero, las autoridades en Wuhan insistían en que solo aquellos que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus.

A los médicos no les dieron instrucciones para protegerse. Y una semana después de que recibiera la visita de la policía, Li tuvo que tratar a una mujer que sufría glaucoma. No sabía que ella había contraído coronavirus. En el texto que publicó en Weibo, el médico describió cómo el 10 de enero empezó a toser, que al día siguiente tuvo fiebre, y dos días más tarde estaba en el hospital. Sus padres también se enfermaron y fueron trasladados al hospital.

Li contó, según narra la BBC, que le hicieron pruebas varias veces para ver si se trataba de coronavirus, y que todas dieron negativo. El 30 de enero volvió a hablar del tema en las redes sociales: "Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucleico y es positivo. Finalmente he sido diagnosticado", publicó.