En Irán crean Tribunales especiales para juzgar a los detenidos por las protestas

  Mundo

En Irán crean Tribunales especiales para juzgar a los detenidos por las protestas

Las manifestaciones por la muerte de  Mahsa Amini dejan 1.186 apresados El Gobierno iraní impone duras restricciones.  Además, hay 41 fallecidos

Protest
El pueblo iraní sostiene una foto de Mahsa Amini y otras víctimas, durante una protesta de hoy lunes 26 de septiembre de 2022. / EFESEDAT SUNA

La Judicatura iraní estableció hoy lunes 26 de septiembre de 2022, tribunales revolucionarios especiales para juzgar a los detenidos en las protestas que durante los últimos 10 días han sacudido Irán por Mahsa Amini, que suman al menos 41 muertos y 1.186 detenidos.

El fiscal de Teherán, Ali Alqasí, anunció el establecimiento de estos tribunales revolucionarios especiales “para juzgar los delitos contra la seguridad pública” que se han cometido durante los últimos días, según la agencia ISNA.

Irán_Pro-government rally a (9110193)

El régimen iraní responde a las protestas con marchas de respaldo

Leer más

También advirtió que “actuarán” contra los elementos que perturban la paz en las redes sociales, en las que se han publicado numerosos vídeos de las protestas.

Alqasí no aclaró cuántas personas han sido detenidas en las protestas que sacuden el país, ni el número de muertos.

La televisión estatal IRIB ha situado el número de muertos en 41, mientras que el recuento de los detenidos ofrecidos por autoridades provinciales establece en 1.186 el de detenidos.

Amini fue detenida el martes de la pasada semana por la llamada Policía de la Moral en Teherán por considerar que llevaba mal puesto el velo islámico, y fue trasladada a una comisaría para asistir a ‘una hora de reeducación’.

Murió el viernes 16 en un hospital adonde llegó en coma tras sufrir un ataque al corazón que las autoridades han atribuido a problemas de salud, algo rechazado por la familia.

Las protestas comenzaron tras conocerse su muerte y desde entonces se han repetido manifestaciones a lo largo del país con choques con las fuerzas de seguridad que han reprimido las movilizaciones.

En los últimos dos días parece que las movilizaciones están perdiendo fuerza, pero es difícil analizar la situación dadas las restricciones que impone el Gobierno en internet y a informadores.

Las redes móviles están siendo cortadas por las tardes y noches y la situación del internet fijo ha empeorado, limitando las comunicaciones.

El Comité para la Protección de Periodistas ha reportado la detención de al menos 18 informadores en los últimos días.

La ONU Mujeres se unió a las voces que han condenado la muerte de la joven iraní Mahsa Amini cuando se encontraba bajo custodia policial tras ser detenida por no llevar cubierta la cabeza como exige la ley en Irán y pidió una investigación.

En un comunicado, la entidad también indica que no están claras las causas precisas ni las circunstancias de su muerte, que ha desatado una oleada de protestas en todo el país con varias víctimas.

La alta comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nada Al Nashif, expresó su preocupación por la muerte de Mahsa Amini y la violenta reacción de las fuerzas de seguridad iraníes. Los jóvenes se han rebelado.

El velo se ha erigido en el símbolo de las protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini, pero esta prenda islámica es solo la punta del iceberg: los jóvenes iraníes quieren libertades y oportunidades. Las protestas están protagonizadas por la llamada generación de los 1380 (según el calendario iraní, los nacidos desde los 2000). Una generación que no quiere vivir dos vidas como sus padres: una pública acorde con las normas del sistema y otra privada en la que rompen todas esas reglas. La crisis política se ahonda más en este país.