Hija del "Che" Guevara insulta a manifestantes y pide mano dura en Cuba

  Mundo

Hija del "Che" Guevara insulta a manifestantes y pide mano dura en Cuba

“Estamos exigiendo que la Policía tome el sartén por el mango”, dijo la mujer, quien considera que Estados Unidos está detrás de las protestas

aleida
Aleida, la hija del famoso revolucionario Che Guevara, pide sancionar a manifestantes en Cuba.archivo

Como "marginales" y “gente de baja calaña", calificó Aleida Guevara March, hija de Ernesto “Che” Guevara, a quienes el 11 de julio salieron a las calles de Cuba a protestar y a exigir democracia y libertad.

Vida diaria en La Haba(33493730)

Documentan 537 detenidos desde las protestas en Cuba, entre ellos menores

Leer más

Guevara March, quien ha seguido la línea oficial del régimen cubano, expresó a la emisora argentina Radio Rebelde AM 740 que “en Cuba habían ocurrido algunas cosas manipuladas por Estados Unidos y perpetradas por gente de baja calaña de verdad y por algunos bobos que los siguen”.

En la campaña del gobierno de la isla para responsabilizar a Estados Unidos de las protestas, que se extendieron durante varios días y aun mantienen militarizada la isla, la hija del Che juega un papel clave, no por sus propios méritos como médico, sino por el simbolismo de su apellido, escribió a su vez el diario Nuevo Herald, de Miami, una ciudad con gran cantidad de exiliados cubanos.

El Che Guevara (1928-1967), argentino nacionalizado cubano, es todavía percibido en muchas partes del mundo como un símbolo de la izquierda, que lo considera una suerte de Quijote, un revolucionario justiciero que fue punta de lanza contra Estados Unidos.

“Estamos exigiendo que la Policía tome el sartén por el mango”, dijo Guevara March, la mayor de los cuatro hijos de Guevara nacidos en Cuba de su matrimonio con la cubana Aleida March, a quien conoció en la Sierra Maestra.

cuba

La SIP pide medidas cautelares "urgentes" a favor de tres periodistas cubanos

Leer más

Guevara March pidió mano dura contra los manifestantes en la misma cuerda de su padre, apodado por los cubanos como el “Carnicero de La Cabaña”, por su responsabilidad en los fusilamientos en los años 1960 cuando fue jefe militar de esa prisión junto a la bahía de La Habana, hoy convertida en sitio de entretenimiento.