Mundo

Perú: una nueva especie de mantis religiosa que imita a las avispas

La mantis imita no solo la coloración brillante de muchas avispas, sino también sus movimientos cortos y espasmódicos.

En la foto se aprecia a una mantis religiosa color anaranjado sobre una hoja.
Los investigadores han nombrado a la mantis religiosa Vespamantoida wherleyi.INVDES

En 2013, un equipo de investigadores que inspeccionaba insectos en una estación de investigación a orillas del río Amazonas en el norte de Perú instaló una trampa de luz. La trampa, una gran sábana iluminada destinada a atraer insectos —al igual que lo hace una luz de una terraza en la oscuridad— atrajo a una criatura inesperada. Entre los diversos escarabajos, moscas, avispas y mantis religiosas que aterrizaron sobre la sábana, los investigadores encontraron un pequeño insecto de color rojo anaranjado brillante con un abdomen, ojos y cabeza negros.

A primera vista, parecía una especie de avispa. Sin embargo, cuando Gavin Svenson, director de investigación y colecciones en el Museo de Historia Natural de Cleveland, miró más de cerca, notó que había algo extraño al respecto.

«No se parecía a una mantis, pero tampoco se parecía a una avispa», dijo Svenson en un comunicado en video. «Subí, lo agarré y lo puse en un pequeño vial y una vez que comenzamos a observarlo sabíamos que teníamos algo totalmente diferente».

Tras un análisis más detallado, Svenson y su equipo confirmaron que en realidad era una especie de mantis religiosa que imita de manera notoria a una avispa: no solo imita los colores brillantes de una avispa, sino también sus movimientos. La mantis era, de hecho, una nueva especie para la ciencia, encontraron los investigadores, y la llamaron Vespamantoida wherleyi en un nuevo artículo en la revista PeerJ.

«Típicamente, la mayoría de la diferenciación de especies se descubre y confirma dentro de un laboratorio o entorno de colecciones», dijo Svenson en un comunicado. «Tener ese raro momento eureka donde sabes que has encontrado algo nuevo en el campo es increíblemente emocionante».

La mayoría de las mantis religiosas dependen del camuflaje, tanto para evitar a los depredadores como para cazar. Pero generalmente lo hacen imitando las hojas o la corteza de los árboles y son de color marrón o verde. V. wherleyi, sin embargo, tiene colores brillantes y patrones de movimiento cortos, rápidos y espasmódicos como los de muchas avispas. Los movimientos de las antenas de la mantis también son similares a los de las avispas, escriben los autores.

«En la naturaleza, cuando eres intencionalmente visible, estás anunciando algo», dijo Svenson. «Cuando eres una especie que puede ser tomada fácilmente como presa, anuncias algo porque quieres que los depredadores piensen que eres venenoso o que podrías dañarlos, o cualquier combinación de factores desagradables que le digan al depredador que piense dos veces antes de perseguirte».

Los investigadores descubrieron que la especie recién descrita era bastante similar a una especie de mantis religiosa (anteriormente llamada Mantoida toulgoeti), descrita previamente de la Guayana Francesa. Las dos especies no son lo suficientemente similares como para ser la misma especie, dijo Svenson. Pero los investigadores concluyeron que las dos especies pertenecían al mismo linaje o género, al que ahora han llamado Vespamantoida, que significa avispa-mantis

Una mantis que imita a las avispas es rara, y los investigadores ahora esperan estudiar por qué esta imitación puede haber evolucionado.

«Creo que lo siguiente es estudiar la biología evolutiva del linaje», dijo Svenson. “Si la mímica de avispas es exitosa en este linaje, ¿por qué no ha evolucionado también en los otros linajes? ¿Por qué ninguna otra especie dentro de la familia ha desarrollado una mímica de avispas de colores brillantes? No estamos seguros».