El Gobierno británico descarta más medidas antes de Navidad tras estudio ómicron

  Mundo

El Gobierno británico descarta más medidas antes de Navidad tras estudio ómicron

Con base a estudio que señala que la variante ómicron parece menos virulenta que la delta.  España, Portugal y EE. UU., zonas de alto riesgo 

vacunas
Hay preocupación por la expansión de la variante ómicron. Las autoridades de salud recomiendan que la gente debe vacunarse.Luis Ramírez / efeEFE

El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, confirmó ayer que el Gobierno no hará ningún anuncio sobre nuevas restricciones antes de Navidad, después de que un estudio indicase que la variante ómicron parece menos virulenta que la delta.

“No tenemos planes para hacer más anuncios esta semana. A pesar de la cautela que todos estamos tomando, la gente debería disfrutar las Navidades con la familia y los amigos, por supuesto”, dijo el ministro.

Pese a todo, Javid subrayó que el Ejecutivo mantiene la situación bajo revisión sobre esta ola de COVID. “Seguiremos analizando los datos y si necesitamos hacer algo más, lo haremos, pero nada habrá antes de Navidad”, indicó.

Según un estudio publicado ayer por el Imperial College London, los ingresos hospitalarios de al menos una noche se reducen entre un 40 % y un 45 % entre los enfermos con la variante ómicron del coronavirus respecto a la delta.

Astrazeneca

Sudáfrica inicia mañana la aplicación general de dosis anticovid de refuerzo

Leer más

El Gobierno estableció recientemente la obligatoriedad de llevar mascarilla en el transporte público y tiendas en Inglaterra, así como la presentación de certificados COVID para entrar en grandes eventos, mientras otras regiones han tomado medidas similares y han suspendido las celebraciones multitudinarias de fin de año.

El Reino Unido comunicó ayer 106.122 nuevos contagios diarios de coronavirus, por primera vez por encima de los 100.000 casos, y unos 13.000 por encima del anterior récord de la pandemia, registrado la semana pasada.

Mientras tanto, el Gobierno indio llamó ayer a los estados a ser vigilantes y no “bajar la guardia” en la lucha contra el coronavirus, debido al número creciente, pero hasta ahora limitado, de casos de la variante ómicron, al tiempo que celebró la vacunación del 60 % de la población elegible. “El Gobierno ha recomendado a los estados y territorios de la unión que no descuiden y mantengan su nivel de preparación para luchar contra la COVID-19 (y sus variantes), en vista de la nueva variante ómicron”, indicó el Ministerio de Salud.

Por otro lado, el Gobierno de Kenia prohibió la entrada a edificios estatales, así como a restaurantes, hoteles y transportes colectivos a todas las personas no vacunadas contra el coronavirus desde ayer, anunció el Ministerio de Sanidad, según la secretaria administrativa jefa del Ministerio de Sanidad keniano, Mercy Mwangangi.

Los gobiernos regionales de Nueva Gales del Sur y de Victoria, donde vive más de la mitad de los 25 millones que habitan en Australia, anunciaron ayer la reimposición del uso obligatorio de mascarilla en interiores. La medida, que entró en vigor a partir de la medianoche de ayer en ambos estados, coincide con el aumento de los contagios confirmados por COVID-19.

Las autoridades de Alemania anunciaron ayer la inclusión de la España peninsular y de sus islas como territorio de alto riesgo por COVID, tras el aumento de la incidencia en los últimos días.

Además de España, las autoridades alemanas han colocado en la lista de territorios de alto riesgo a Portugal, EE. UU., Finlandia, Mónaco y Chipre; mientras que Austria, por el contrario, salió de la lista.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) de EE. UU. autorizó ayer el uso de emergencia de la pastilla contra la COVID-19 de la farmacéutica estadounidense Merck. La FDA, el ente regulador de EE. UU., indicó que la píldora debe administrarse a los adultos que estén experimentando síntomas leves o moderados y que tengan mayores riesgos de ser hospitalizados o de morir.